CaixaBank
CaixaBank CAIXABANK - Archivo

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha imputado este jueves a CaixaBank por ayudar, presuntamente, a blanquear dinero a la mafia china mediante la actuación de diez sucursales, cuyos empleados y directivos podrían haber actuado "como canales de blanqueo de dichas organizaciones" con tramas chinas como Emperador y Snake.

En un auto con fecha del 18 de abril, el magistrado cita a la entidad el próximo jueves 26 de abril a als 10.30 con el objetivo de que proceda a la designación de un abogado y un procurador. Por su parte, fuentes de CaixaBank han negado cualquier tipo de colaboración en este supuesto lavado de dinero y han defendido que en la entidad existe una cultura de cumplimiento normativo con empleados formados que tienen la obligación de seguir las normas antiblanqueo.

La investigación arrancó a raíz del procedimiento abierto contra el banco chino ICBC, investigado por conductas de blanqueo al servicio de organizaciones criminales de ciudadanos chinos. Las investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil y la Policía Nacional detectaron "comportamientos irregulares" desarrollados por diferentes oficinas de CaixaBank entre 2011 y 2015.

Al parecer, el objetivo de estas actividades era ayudar presuntamente a personas físicas y sociales de nacionalidad china a aprovecharse de ganancias ilícitas de sus fraudes y contrabando de mercancía. Así, estas organizaciones generaban remesas de dinero en efectivo, procedentes de delitos contra la Hacienda Pública y contra la Propiedad Industrial y Contrabando.