Coche de policía
Imagen de archivo de un coche de policía de Estados Unidos. ARCHIVO

Una niña de solo tres años de edad disparó de forma accidental a su madre, que estaba embarazada, desde el asiento trasero del coche en el que viajaban, según la Policía de Merrilville, localidad donde se produjo el incidente, en el estado de Indiana (EE UU).

Al parecer, el novio de la madre había dejado el arma cargada en el asiento trasero del vehículo para entrar en una tienda, según ha revelado el jefe de Policía, Joseph Petruch, en la cadena ABC.

La niña cogió la pistola, una Glock 19 de 9 milímetros, y el arma se disparó alcanzado a la madre en el pecho. La madre pudo salir del vehículo antes de desplomarse al suelo.

El novio de la madre ha sido arrestado y está acusado de poner en riesgo a menores, ya que junto a la niña de 3 años viajaba también su hermano, de un año.