Según ha informado la Policía en nota de prensa, fue un vecino el que alertó al propietario al presenciar cómo cuatro menores golpeaban la puerta de acceso a la vivienda. Inmediatamente, el propietario del inmueble se acercó a la casa para comprobarlo, y pudo observar cómo habían intentado sustraerle una bicicleta por el hueco que habían abierto en la puerta.

Posteriormente pudo localizar a escasos metros de la vivienda a los autores del hecho, a los que estuvo siguiendo mientras daba aviso a la policía. Una patrulla policial identificó a los menores, comprobó los hechos y procedió a identificar a cuatro menores de edad, de 13, 14 y 15 años. Dos de ellos fueron detenidos al ser mayores de 14 años y trasladados a la comisaría. Uno de los menores portaba un puño americano y otro un móvil robado.

Durante la identificación de los menores de 13 años, se localizó un puño americano en el bolsillo de uno de los menores, por lo que la policía procedió a intervenir el arma y proponer para sanción administrativa al menor.

La policía pudo localizar más tarde a los padres estos dos menores de 13 años, quienes se hicieron cargo de los mismos.

Durante la estancia en dependencias policiales, se comprobó que el móvil que portaba la menor de 15 años, había sido sustraído días antes en Gijón.

Consulta aquí más noticias de Asturias.