Crenshanda Williams
Ficha policial de la antigua teleoperadora. HOUSTON POLICE DEPARTMENT

Una antigua operadora del servicio de emergencia 911 en Houston (Texas) ha sido juzgada y condenada por colgar miles de llamadas de emergencia.

Crenshanda Williams, de 44 años, fue sentenciada a 10 días de cárcel y 18 meses de libertad condicional por interferir con llamadas telefónicas de emergencia, según informa BBC News.

La oficina del fiscal de distrito del Condado de Harris (Texas) acusó a esta teleoperadora de colgar "sistemáticamente" miles de llamadas realizadas por ciudadanos al servicio de emergencia en alerta por robos, exceso de velocidad en vehículos y asesinatos, según los registros telefónicos.

Williams trabajó como operadora del 911 durante un año y medio, finalizando su trabajo en 2016.

La oficina del fiscal aportó como prueba el sistema de grabación del 911, que registra quién desconecta las llamadas. En el juicio se demostró que miles de llamadas de menos de 20 segundos fueron desconectadas o cortadas por la citada teleoperadora "porque en esos momentos no quería hablar con nadie", según reconoció ella misma a los investigadores.

Lauren Reeder, asistente del fiscal de distrito, asegura en un comunicado que "los ciudadanos confían en los operadores del 911 para recibir ayuda en un momento de necesidad. Cuando un servidor público traiciona la confianza de la comunidad y viola la ley, tenemos la responsabilidad de hacerlos responsables penalmente".