Gamarra y Ruiz Tutor, con algunos de los niños
Gamarra y Ruiz Tutor, con algunos de los niños AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

Junto a cerca de dos centenares de escolares, unos 75 de 3º de Infantil de Maristas y alrededor de 100 de 2º de Infantil y 2º de Primaria de Escolapios, Cuca Gamarra ha compartido esta actividad de sensibilización medioambiental que se repite anualmente por estas fechas dentro del programa de Educación Ambiental.

Los 'pequeños jardineros' han plantado un centenar de quercus ilex (encina) y otros tantos pinus pinea (pino piñonero), en cuya base han adjuntado un papel con su nombre para intensificar la relación de los niños con el parque de La Grajera, el principal pulmón verde de la ciudad de Logroño.

De esta forma, cada adulto del futuro recordará el lugar donde plantó un árbol en su niñez y tendrá más apego al parque de la Grajera.

Cuca Gamarra ha subrayado que "con esta actuación se pretende que cada niño se sienta parte de la naturaleza a través de su árbol, concienciándose de la necesidad de respetar las zonas verdes y la naturaleza en general".

La alcaldesa ha señalado la importancia de desarrollar actividades como ésta en colaboración con los colegios para que entre todos, y sobre todo con niños y jóvenes, "poner la semilla de un Logroño más habitable, sostenible y solidario" y edificar "una ciudad más ecológica, más respetuosa con el medio ambiente y que utiliza los recursos naturales de forma eficiente".

Cuca Gamarra ha recordado que, además de los árboles que se plantan ahora, el pasado mes de febrero se inició la campaña de plantación de arbolado en la ciudad de Logroño. En total, más de 800 nuevos árboles, tanto en alcorques como en zonas verdes del viario urbano, así como en los parques de la Grajera, Ebro y La Ribera.

Del mismo modo, se ha aumentado la masa arbustiva de la ciudad con la plantación de alrededor de 1.800 arbustos.

Esta campaña de plantación, ha continuado, "nos permite profundizar en la renovación y ampliación del arbolado urbano, aumentando la diversidad y colocando en cada lugar la especie arbórea más adecuada para cada ubicación".

Y todo ello, ha asegurado, "siguiendo las pautas del Plan director de gestión del arbolado y zonas verdes de Logroño, el instrumento que garantiza la protección de nuestro medio natural, con visión de futuro, y que se rige por directrices exclusivamente técnicas y medioambientales".

LOGROÑO, CIUDAD VERDE.

La alcaldesa de Logroño ha afirmado que "las zonas verdes son de gran importancia para mantener una buena calidad de vida en nuestra ciudades".

"Nuestros jardines, plazas y parques urbanos son, además de nuestra reserva natural, un punto de encuentro para el ocio, las relaciones sociales, las actividades deportivas y un elemento fundamental de la ordenación de nuestro territorio", ha señalado.

Gamarra ha recordado que la Organización Mundial de la Salud considera que los espacios verdes son fundamentales para las ciudades por sus beneficiosos efectos en el bienestar físico y emocional de los ciudadanos, haciendo más habitables y saludables las ciudades.

La OMS recomienda un mínimo de entre 10 a 15 metros cuadrados de área verde por habitante, porcentaje superado ampliamente por la ciudad de Logroño.

Logroño cuenta con más de 43.000 árboles, sin contar los parques forestales y áreas naturalizadas, lo que supone 1 árbol por cada 3,5 habitantes. De estos árboles, casi la mitad corresponden a arbolado viario y el resto está distribuido por los parques y jardines de la ciudad.

En conjunto, la ciudad tiene 5,5 millones de metros cuadrados de zona verde: 1,5 de césped y el resto de superficie forestal. Esto significa una ratio de 36 metros cuadrados de zona verde por habitante, una cifra similar a la de años anteriores y muy superior al de las últimas décadas (en el año 2000 la ratio rondaba los 14 metros cuadrados de zona verde por habitante).

Consulta aquí más noticias de La Rioja.