Edificio de la Presidencia de la Comunidad de Madrid
Edificio de la Presidencia de la Comunidad de Madrid EUROPA PRESS - Archivo

Por contra, la Comunidad de Madrid se encuentra en la peor posición, puesto que la información pública que aporta "no permite ni siquiera evaluar su situación real". Además, la planificación de las auditorías en esta región se encuentra entre las más "defectuosas".

El 90 por ciento del gasto que realiza el conjunto de los ayuntamientos españoles no llega a auditarse, según el informe sobre la auditoría del sector público en España, realizado por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas (Icjce).

De esta forma, el gasto aproximado que se audita se limita al 9,4 por ciento, un porcentaje que disminuiría al 6 por ciento si no se tuviese en cuenta a Barcelona, ciudad que está obligada a hacerlo al emitir deuda en los mercados financieros. Así, los ayuntamientos que aportan un menor nivel de información son Madrid, Bilbao o Sevilla.

Por el contrario, las corporaciones de San Sebastián, Sagunto, Granollers, San Cugat del Vallés, Las Rozas, Tarrasa, Logroño, Valencia y Valladolid son las que menos información auditan de sus cuentas.

Por último, en los sectores público estatal, empresarial y fundacional, que están sometidos a una fiscalización de sus cuentas, el porcentaje de auditorías aumenta hasta el 91 por ciento, 90 por ciento y 88 por ciento, respectivamente.