Turistas tomándose una foto en el Paseo del Borne.
Turistas tomándose una foto en el Paseo del Borne. EUROPA PRESS - Archivo

A nivel nacional, España prevé superar los 23 millones de turistas internacionales en el segundo trimestre del año, con un gasto asociado estimado de 23.500 millones de euros.

De confirmarse esta tendencia, supondría un aumento en torno al 2,2 por ciento en la llegada de visitantes del exterior con respecto al segundo trimestre del año anterior -abril, mayo y junio- muy por debajo del incremento del 12,5 por ciento registrado en ese periodo en 2017 y un repunte del 4,4 por ciento del gasto asociado frente al repunte del 15,3 por ciento del segundo trimestre del pasado año.

La demanda de servicios turísticos en los primeros meses de este año muestra un crecimiento "mucho más moderado" que el experimentado a lo largo de 2016 y 2017, años en los que se alcanzaron altas tasas de los principales indicadores de la actividad turística.

Los principales mercados emisores iniciaron 2018 con una tendencia a la desaceleración frente al pasado año, donde Reino Unido y Francia tienen a descender sus entradas, frente al aumento de Alemania, Italia y países nórdicos.

En líneas generales, se espera un "ligero retroceso del Reino Unido, mientras que Irlanda y los países nórdicos crecen moderadamente". En Centroeuropa se mantiene la tendencia positiva, impulsada por los avances de Alemania, Bélgica y Países Bajos. Desde los mercados del Este el mayor crecimiento en las llegadas de turistas lo encabezará Rusia, también será notorio el aumento de visitantes desde Estados Unidos, la evolución favorable en Latinoamérica y una "muy positiva evolución" en Asia-Pacífico, especialmente desde China.

DESACELERACIÓN DESDE REINO UNIDO

Reino Unido, principal mercado emisor de turistas hacia España, vislumbra ya "una desaceleración" y "abandona los buenos resultados de 2017 en cuanto a llegadas de turistas, pernoctaciones hoteleras y gasto, aunque los gastos medios mantienen una senda positiva", reza el informe. A partir de noviembre de 2017 y en lo que va de este año, el ritmo se debilita llegando en febrero a una caída del 3,3 por ciento.

El mercado francés también muestra una dinámica de retrocesos en entradas y pernoctaciones, con un gasto asociado próximo al equilibrio y los gastos medios al alza. Por contra, las llegadas de turistas desde Alemania a nuestro país mantienen un tono positivo al igual que el gasto total (con avances en gasto por persona y diario) si bien las estancias disminuyen.

Este estudio, realizado con los últimos datos disponibles de 2018, señala que el número de afiliados a la Seguridad Social vinculados al turismo seguirá también una dinámica de crecimiento similar a la del año anterior. Hay que recordar, sin embargo, que en marzo se batió el récord de la serie histórica del dato de ocupados en turismo gracias a la influencia de la Semana Santa.

Los ingresos por turismo y viajes en la balanza de pagos comenzaron el año marcando "una notable senda de crecimiento" pero con valores inferiores a los primeros meses de 2017, con lo que la rúbrica de pagos por turismo minora algo el ritmo acelerado registrado el pasado año.

El superávit del sector turístico y de viajes arrancó 2018 con una subida del 4,7 por ciento en enero, hasta los 2.361 millones de euros, tras unos ingresos de 3.645 millones de euros (+6,5 por ciento) - derivados del gasto turístico extranjero que revierte a España-, y de unos pagos de 1.284 millones de euros (+9,9 por ciento) realizados por los viajeros españoles (+21,7 por ciento registrado en enero de 2017).

A MENOR RITMO Y SE ACORTA LA ESTANCIA

En el primer trimestre, la demanda de servicios turísticos por parte de la demanda extranjera continúa en la senda positiva, más normalizada, tras dos años de notables subidas.

Eliminando el efecto calendario y estacional la media es un incremento del 4 por ciento, un tono desacelerado en relación a los años 2017 y 2017, con tasas de crecimiento del 11 por ciento y del 8,5 por ciento, respectivamente.

De esta forma, las llegadas, pernoctaciones, gasto total y gastos medios de los turistas internacionales moderan en gran medida su intensidad, así como la estancia media tiende a acortarse (7,5 días de media según el último dato disponible de febrero).

Por contra, se verá compensado con la evolución positiva de la demanda nacional, aunque esta última no se traslada al sector hotelero, que "evidencia cierta debilidad".

En Cataluña la llegada de turistas pierde fuelle desde el pasado año, que se mantiene en el inicio de 2018, situándose en incrementos en torno al 2 por ciento, dato que no se observaba desde 2011. Sin embargo el gasto asociado a las entradas parece recuperare con aumentos por encima del 5 por ciento.

Así, en cuanto a las CC.AA., todas las regiones presentan previsiones de aumentos de turistas internacionales, pero con una "notable pérdida de intensidad en Canarias, Comunidad de Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana, y con un tono pausado en Baleares y Cataluña. En el gasto total, el ritmo se desacelera en todas las comunidades, salvo en Cataluña y la Comunidad Valenciana con ciertos repuntes. El gasto medio diario se mantiene positivo en todas ellas.

La preferencia por los alojamientos hoteleros de los turistas que visitan España decae: un 4,9 por ciento más se alojaron en hoteles en los primeros meses de 2018, frente al 6,5 por ciento de media registrado en 2017. Los que eligieron la vivienda alquilada se atenúan (+0,3 por ciento). Aún así el 60 por ciento del total prefiere el hotel frente al 10 por ciento que elige el alquiler.