Guachinche
Guachinche Europa Press - Archivo

En declaraciones a Europa Press, su presidente, Hugo Luengo, ha comentado que no es partidario de que el Gobierno de Canarias incremente la regulación porque es partidario de la "libre empresa", pero al menos sí ha abogado por que los 'guachinches' abran todo el año, y no cuatro meses como recoge el decreto de 2013, si bien "en la práctica funcionan todo el año".

Además, ha señalado que todos los problemas del sector no se resuelven con el decreto ya que, por ejemplo, hay "otro follón" con el suelo rústico, con un "lío urbanístico" para poder abrir los establecimientos.

Luengo ve "dífícil" llegar a una solución a corto plazo y menos aún si se abre la puerta a modificar el decreto, como ha planteado la Consejería de Agricultura, pero ha remarcado en que "es un disparate" limitar la apertura a cuatro meses.

En lo que sí ha insistido es en que se debe garantizar que el vino que se vende sea local porque hay un "fraude relativamente amplio", tanto en 'guachinches' como en bares, con vino de la Mancha "y no hay manera de caminar para ningún lado". "Es un volumen considerable y se mete en los circuitos de la restauración", ha agregado.

Sobre las críticas de los restauradores a los 'guachinches', ha apuntado que "se ha magnificado" ya que la carga impositiva "es la misma" y los trabajadores también están dados de alta. "Ha habido palos de la Seguridad Social con esto, aquí no se escapa nadie. Lo que pasa es que a la gente, desde que tenga que competir, eso no le gusta", ha agregado.