Teodoro García, en la rueda de prensa
Teodoro García, en la rueda de prensa EUROPA PRESS

El PP pretende luchar contra la despoblación en los municipios de menos de 5.000 habitantes ofreciendo "más oportunidades" a sus habitantes, con medidas como duplicar la tarifa plana para autónomos de uno a dos años, extender los servicios de banda ancha ultrarápida en las mismas condiciones que en el resto de municipios y grandes ciudades o con más de más de cien millones para un plan de empleo en zonas rurales a nivel nacional.

Así lo ha hecho saber el portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso de los diputados, Teodoro García, en una rueda de prensa en la que ha comparecido acompañado de los alcaldes y portavoces del PP de los municipios menores de 5.000 habitantes de la Región para anunciar estas medidas, con las que el PP pretende lograr la "igualdad real de oportunidades de todos los murcianos, vivan donde vivan, que es una de nuestras preocupaciones y obsesiones por el mundo rural".

Y es que la recuperación económica "no puede dejar a nadie atrás, viva donde viva, bien sea en pueblos pequeños o en grandes ciudades", según García, quien ha remarcado que "ya nadie duda de esa recuperación, porque ahora mismo estamos discutiendo sobre la velocidad de la misma y no de la profundidad de la crisis como hacíamos hace algunos años antes de que el PP accediera al Gobierno central".

En este sentido, ha destacado que el PP va a impulsar con "más ahínco" en los pueblos pequeños aquellas recetas que "han dado fruto en materia de empleo y de crecimiento económico en las ciudades". Por ejemplo, el PP ha propuesto duplicar la tarifa plana para autónomos de uno a dos años en todos los municipios de menos de 5.000 habitantes, lo que "va a afectar a miles de murcianos que viven en estos pueblos".

Además, ha subrayado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 que están en este momento en tramitación, "contemplan más de 100 millones de euros para un plan de empleo en zonas rurales"; y el PP ha presentado el Plan 300x100 para que los municipios de menos de 5.000 habitantes puedan acceder a servicios de banda ancha ultrarápida y acceso a Internet en las mismas condiciones que el resto de municipios y grandes ciudades.

"Creemos que, impulsando la actividad en los pequeños municipios, conseguimos una igualdad real entre todos los murcianos y entre todos los españoles", según García. Por eso, el PP va a centrar sus esfuerzos para "luchar contra la despoblación ofreciendo más oportunidades, más crecimiento económico, y mejorando y garantizando los servicios públicos en las zonas rurales de la Región", ha aseverado.

Todas estas medidas, según el portavoz adjunto del PP en el Congreso, "nos van a permitir aumentar la calidad de vida de las personas que allí viven y dar una oportunidad de empleo a muchas personas, que es la obsesión de la gente que representa al PP, los presidentes locales y los alcaldes".

LAS MEDIDAS, CON EL "AVAL" DE SU "EFICACIA"

Y es que los datos conocidos hasta ahora "muestran la eficacia de este tipo de políticas y que están dando resultado", según el diputado 'popular', quien ha remarcado que no se trata de hacer un "experimento". Por ejemplo, ha indicado que en la Región de Murcia hay "muchos más autónomos que en diciembre de 2011", ya que en la actualidad hay casi 8.000 autónomos más.

La tarifa plana para autónomos para emprender "ha beneficiado a 12.100 personas y, en el último año, el número de autónomos ha crecido en 1.281 personas". Además, ha señalado que el desempleo juvenil crecía en 2011 a un ritmo de 9 por ciento y, en este momento, disminuye en un 2 por ciento.

"Esto significa que las recetas que estamos impulsando, funcionan, como refleja el hecho de que más de 45.000 jóvenes de la Región hayan participado en programas de formación y de cualificación dentro de esa estrategia de empleo juvenil para poder encontrar una oportunidad laboral".

Desde el inicio de la crisis hasta la actualidad, "gracias a estas medidas se han recuperado 92.000 empleos destruidos durante la crisis", según García, quien ha remarcado que todo ello "redunda en una mejora de la calidad de vida de la población, así como en la sostenibilidad de las cuentas públicas y, por tanto, en el crecimiento económico".

EL 95% DE CASAS VACÍAS

El alcalde de Ulea, Víctor Manuel López, ha agradecido que el Gobierno de España tome estas medidas consensuadas con la Federación de Municipios y que son "necesarias para aquellas personas que vivimos en municipios de menos de 5.000 habitantes", porque implica ser conscientes de que "España tiene un problema porque sus municipios pequeños se están despoblando".

Por ejemplo, ha señalado que un vecino que quiera adquirir una casa en la Región y residan en un pueblo de menos de 5.000 habitante spodrá tener una financiación de hasta 10.000 euros, y si son jóvenes y no tienen una capacidad económica importante "podrán alquilar una vivienda en estos pueblos con una financiación de hasta 400 euros".

Además, un autónomo que viva en un pueblo de menos de 5.000 habitantes tendrá dos años de tarifa plana, y los comerciantes de estos municipios disfrutarán de financiación y ayudas en materia de Seguridad Social para la contratación de jóvenes.

"Los vecinos de Ulea, de Ojós, de Campos del Río, de Albudeite, de Aledo, de Ricote, de Villanueva del Río Segura o de Pliego no tienen por qué tener menos oportunidades que un ciudadano que viva en otro municipio de la Región", según López, quien cree que "tenemos el derecho de decidir dónde queremos vivir y nuestros hijos no tienen por qué recibir una educación peor ni un peor transporte".

IMPLANTACIÓN DE ENTIDADES FINANCIERAS

Por último, ha remarcado que cuatro de los ocho municipios de menos de 5.000 habitantes de la Región no tienen sucursales de entidades financieras, y están trabajando desde hace más de cuatro meses con el Gobierno regional para que los bancos regresen.

En concreto, estos cuatro municipios quieren sacar un pliego de condiciones para poner a disposición de las entidades financieras un inmueble que cuente con todos los servicios (abastecimiento de agua, supresión de barreras arquitectónicas, alumbrado y seguridad) y que se encuentre en zonas céntricas para que les resulte rentable implantarse.

Asimismo, estos ayuntamientos pretenden establecer mecanismos para que estas entidades financieras puedan abrir en diferentes días de la semana en cada uno de los municipios con un sólo trabajador.

Consulta aquí más noticias de Murcia.