La crecida del Huerva alcanza una señal
La crecida del Huerva alcanza una señal EUROPA PRESS

Estos vecinos fueron desalojados el pasado miércoles, 12 de abril, de forma preventiva y no podrán volver a sus casas hasta que baje el nivel de la crecida de los ríos Ebro y Gállego.

Además, la carretera Movera-Pastriz sigue con problemas de acceso y los bomberos de Zaragoza, que han inspeccionado la zona han comprobado que todavía hay medio metro de agua en las inmediaciones de Torre Urzáiz.

Por otro lado, el camino de Monzalbarba, a la altura del Parque Deportivo Ebro también sigue en mal estado y, por tanto, cortado. "Aunque con un tractor o un vehículo especial se podría pasar, hay riesgo de accidente o de quedarse atascado si se circula por esta vía", han precisado desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

La carretera de Monzalbarba-Alfocea se ha abierto este martes por la mañana, pero está balizada y hay que circular con precaución. "No se autoriza todavía el acceso a unos huertos anexos, que están más cerca del río, hasta que baje aún más el caudal", han subrayado las citadas fuentes.

En el casco urbano de Zaragoza se sigue achicando agua de alguna zona baja del barrio de La Almozara y en garajes, sin que se hayan producido incidencias de relevancia, han apostillado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.