Salom y CSIF
Salom y CSIF DELEGACIÓN DE GOBIERNO

Igualmente, la delegada del Gobierno ha considerado que "no es lo correcto" el hecho de pedir como requisito el catalán para la sanidad y ha expuesto que se necesitan "buenos médicos, no que sepan catalán".

Así lo ha manifestado Salom durante una reunión con el presidente nacional del sindicato CSIF, Miguel Borra, y su homólogo del CSIF-Baleares, Andreu Bou, según ha recogido en un comunicado Delegación de Gobierno.

"Parece que el Govern está obsesionado con el catalán, llegando a absurdos ahora resulta que Chopin no hubiera podido tocar en la Sinfónica a pesar de vivir en Valldemossa por no saber el idioma. Creo que tenemos que poner un poco de sentido común a la hora de aplicar según qué normas", ha explicado Salom.

Los representantes del CSIF han trasladado a la delegada su preocupación por la política lingüística del Govern en relación al decreto que regula el catalán para trabajar en la sanidad pública, puesto que consideran que este tipo de medidas "merman" la asistencia de los ciudadanos.

CARRERA PROFESIONAL

En relación a la carrera profesional de los funcionarios, la delegada ha reiterado que están "de acuerdo con la carrera profesional", ya que cree que "es bueno que se aplique, que haya una mejora salarial, pero cumpliendo las normas". "Evidentemente aquí cabe que se aplique correctamente la carrera profesional", ha asegurado Salom.

En cuanto a la carrera profesional aplicada en varios ayuntamientos de Baleares, que actualmente se encuentra en suspenso en algunos consistorios por decisión judicial, la delegada ha afirmado que "no tienen cobertura legal para aplicarla".

Por otra parte, durante la reunión ambas partes han resaltado el pacto alcanzado a nivel nacional entre el Gobierno y los sindicatos que supone una subida salarial para los trabajadores públicos de toda España de un 8,7 por ciento en los próximos 3 años.

Asimismo, el sindicato también ha mantenido reuniones con Ciudadanos y PP con el fin de transmitirles su postura sobre la carrera profesional y sobre la exigencia del catalán en la sanidad.

"Creemos que la aplicación de dicho decreto provocará un grave déficit sanitario y de profesionales en nuestra Comunidad Autónoma y estamos estudiando la impugnación del mismo", han expuesto.

El sindicato ha asegurado que el decreto "afectará y de forma muy grave la calidad del servicio sanitario, con un aumento del tiempo en las listas de espera y una falta de profesionales sanitarios que afectarán de lleno al servicio público".