Los animales son de la raza 'bulldog' americana, considerada potencialmente peligrosa. La persona denunciada no ha podido acreditar la licencia de tenencia de animales de este tipo ni el seguro de responsabilidad civil. Además, sólo dos de los siete perros estaban identificados con el chip reglamentario.

Según ha informado el Consistorio, la actuación es el resultado de la investigación realizada desde hace semanas por los agentes que habían detectado la presencia de estos perros en Figueretas.

Además, en el paseo de este barrio estos perros habían herido y mordido a una persona. La Policía había acudido en varias ocasiones al domicilio del dueño y, justo antes de pedir la intervención judicial, ha logrado la colaboración del denunciado.