Guachinche
Guachinche Europa Press - Archivo

En respuesta a una pregunta en comisión parlamentaria del grupo Podemos, ha abogado por impulsar el asociacionismo de los "guachinches de verdad" para sacar adelante una "normativa más restrictiva" y que solo pueden ejercer la actividad los agricultores que vendan vino de su propia explotación, y así, "no se beneficie a otros que nada tienen que ver".

Quintero ha destacado que el decreto actual, aprobado en 2013, fue "bueno" en aquellos momentos porque trasladaba las competencias de la regulación a los cabildos y las sanciones a la Consejería de Turismo, peor no ha ocultado que ahora se puede "mejorar".

Ha señalado también que los 'guachinches' forman parte de la "tradición e historia" de las islas y sirver para "dar salida" a parte de la producción de los agricultores, aparte de ser lugares referente de la gastronomía local.

Quintero ha indicado también que es una "actividad complementaria" que sigue la filosofía de la Ley del Suelo y "no hace daño a los restaurantes", al tiempo que ha comentado que no se puede prohibir que bares y restaurantes exploten comercialmente el término 'guachinche' porque la Oficina de Patentes y Marcas lo considera "de uso genérico".

El diputado de Podemos Francisco Déniz ha señalado que la situación actual "es un problema", con "uso fraudulento" del concepto de 'guachinche' cuando es una actividad económica, social y cultural de envergadura", y que deben hacer los agricultores, tal y como recoge el propio decreto del Ejecutivo.

"CONFUSIÓN TREMENDA Y DESCONTROL", SEGÚN PODEMOS

Ha indicado que el documento fue "justo y equitativo", pero ahora "hay que modificarlo", ya que los 'guachinches' son una actividad complementaria vinculada a la explotación agraria y factor de "emprendeduría y generador de empleo", un sistema "aceptado por la población" y que "beneficia" a los bares y cafeterías del norte de la isla porque arrastran consumidores.

Déniz ha indicado que hay una "confusión tremenda y un descontrol" en el sector porque no todos los 'guachinches' se registraron, hay otros que "no actúan conforma a la norma", generando "malestar en los cumplidores", y muchos restaurantes "utilizan el nombre como gancho".

"El nombre lo registró una empresa peninsular de panadería, el Cabildo de Tenerife lo intentó patentar, hubo un recurso del ICCA y el tema está en el limbo", ha agregado.