Según argumenta el sindicato en nota de prensa, el precedente de este plan de empleo ya "supuso un desembolso de 2,1 millones para CCOO, UGT y Cecam, y por tanto se teme que estas organizaciones sean objeto nuevamente de subvenciones directas que, además, no están debidamente justificadas ni se conocen los resultados".

Igualmente critican que estas ayudas "se están convirtiendo en algo ordinario y reiterativo con los gobiernos regionales". "Csif considera muy importantes todas aquellas iniciativas que repercuten en la creación y mejora del empleo en la región, pero estima que en caso de producirse una nueva ayuda directa a CCOO, UGT y Cecam se estará incurriendo otra vez en un alarmante clientelismo político".

Alegando datos del Portal de Transparencia, Csif asegura que CCOO, UGT y Cecam han recibido desde 2014 "un total de 15,9 millones de euros por parte de la Junta de Comunidades en conceptos de prevención de riesgos laborales, relaciones laborales, fomento del empleo o asesoramiento".

"Desde Csif consideramos que la lucha contra el paro es una obligación sindical y por tanto estamos en contra de que se cobre por ejercer lo que es nuestra responsabilidad. Desde este criterio hemos ofrecido nuestra colaboración altruista sin remuneración alguna", han insistido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.