Desde el PSN se ha realizado una petición de información al Gobierno para conocer el número de contratos para plazas de castellano que se ha cubierto con profesorado docente con perfil de euskera en este curso académico, así como las causas concretas. "El pasado 13 de de abril, en la Mesa General de la Función Pública, la consejera de Educación, María Solana, justificó el aumento de plazas de euskera en detrimento de las plazas de castellano para poder definir la OPE extraordinaria de estabilización del profesorado teniendo en cuenta la realidad de las contrataciones", ha expuesto el PSN.

Sin embargo, ha explicado el portavoz socialista en la materia, Carlos Gimeno, "el Departamento utiliza de esta forma un dato trampa", ya que "el aumento de las contrataciones de profesorado

con

euskera se debe a la falta de personal de castellano en las listas de contratació; listas que quedaron mermadas tras la exigencia de acreditar el CAP".

Gimeno ha criticado "el engaño y la manipulación interesada por parte de la consejera Solana" y ha lamentado que el departamento de Educación "no solo sea el de la improvisación y la última hora sino que, además, haga un uso sectario del dato de las contrataciones para sus intereses políticos en lugar de trabajar por la excelencia y la calidad en la gestión de los recursos humanos".

Los socialistas han rechazado "toda utilización discrecional por parte del Gobierno de Navarra". "Un Ejecutivo que prioriza una vez más lo lingüístico sobre la calidad de la oferta y la demanda de la ciudadanía, obviando que el verdadero objetivo debe ser una estabilización de la plantilla ajustada a la realidad del sistema educativo navarro", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.