La presidenta del Govern, Francina Armengol
La presidenta del Govern, Francina Armengol EUROPA PRESS - Archivo

Con esto, le ha pedido a la diputada de Cs, Olga Ballester, que "no cree problemas donde no los hay" y ha recalcado que su Ejecutivo está trabajando "por mejorar el modelo educativo, las infraestructuras o por alcanzar el Pacto educativo en el periodo de cero a tres", entre otras mejoras.

Por su lado, Ballester ha criticado que la instrucción de que los alumnos tengan que levantar la mano para pedir los exámenes en castellano, tal como ocurrió el año pasado, es "sectaria, retorcida e impropia de un Govern" y que ella es la "responsable última".

De esta manera, le ha dicho que "los alumnos le están pidiendo el mismo trato para todos" y le ha demandado que "modifique la instrucción". "Si no lo hace, Cs lo hará dentro de 12 meses", ha añadido.