El exconcejal del PP en Laredo Ramón Arenas "formará parte del partido con todos sus derechos" después de que la Audiencia Provincial de Cantabria haya confirmado la anulación de la suspensión de militancia que le fue impuesta por el Comité Nacional de Derechos y Garantías en diciembre de 2016.

Así lo ha afirmado este martes el portavoz del PP de Cantabria, Íñigo Fernández, tras ser preguntado por el auto de la Audiencia Provincial, hecho público el lunes, confirmando la anulación de dicha suspensión, que ya fue anulada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Santander el pasado julio y ante la que el partido planteó recurso de apelación que ahora ha sido desestimado por la Audiencia Provincial.

La Sección Segunda de la Audiencia considera que "no existe base razonable" para la sanción que el PP impuso a Arenas tras una denuncia del presidente de la Junta Local del PP y exalcalde de Laredo, Ángel Vega.

Aunque inicialmente se aprobó su expulsión del partido, Arenas recurrió y el Comité de Derechos y Garantías le impuso finalmente la suspensión de dos años de militancia por haber comentado en una red social "el histórico varapalo en las urnas" del PP de Laredo sin la autorización de Vega, lo que en los estatutos se considera una "infracción grave".

Tras hacerse público el auto, contra el que cabe recurso de casación en un plazo de 20 días, el portavoz del partido ha insistido en que la suspensión de militancia se produjo en el mandato anterior, esto es en la etapa de Ignacio Diego como presidente del partido, y "no tiene que ver" con acontecimientos relacionados con el Congreso del partido celebrado en marzo de 2017 en el que fue elegida como nueva líder del partido María José Sáenz de Buruaga.

Concretamente, en relación a las supuestas "irregularidades" en el Congreso del PP, Arenas presentó una denuncia por el uso de la cuenta de un persona con supuesta discapcidad psíquica para hacer transferencias para el pago de cuotas de casi 500 millitantes, la cual fue archivada por la Audiencia de Cantabria.

EL EXPEDIENTE CONTRA LOS DIPUTADOS DEL PP

Al hilo de esta cuestión, Fernández ha sido cuestionado también por el estado del expediente abierto contra nueve diputados del PP de Cantabria, entre los que figura el propio Diego, tras su negativa a apoyar el cambio de portavoz del grupo parlamentario que se planteaba desde la Dirección regional del partido para sustituir en el cargo a Eduardo Van den Eynde y nombrar a la presidenta del partido en Cantabria, María José Sáenz de Buruaga.

Fernández ha explicado que ese expediente "no es competencia" del PP de Cantabria sino que fue abierto por el Comité Nacional de Derechos y Garantías del partido después de que desde la Dirección regional se trasladaran a Génova los hechos ocurridos.

"¿Cuándo lo resolverá? No lo sabemos", ha dicho el portavoz popular, que ha asegurado desconocer qué plazos hay, o si éstos existen, para resolver este tipo de expedientes.

El portavoz del PP de Cantabria ha explicado que los expedientes de expulsión, y en este caso más porque es colectivo, "exigen muchas garantías" y deben "valorarse muy bien". "A lo mejor no hay motivo para dar ningún paso más", ha afirmado.

Y preguntado por el estado actual de las relaciones en el seno del grupo parlamentario, del que él forma parte al ser diputado, Fernández ha señalado que se trabaja "con normalidad" y "con responsabilidad", cada uno atendiendo a sus deberes.

Fernández "no cree" que este expediente "haya incidido" en el trabajo que desempeñan los diputados del grupo parlamentario.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.