En un comunicado recogido por Europa Press, los 'populares' han querido denunciar la "doble vara de medir" del equipo de Óscar Puente, ya que tras "duplicar" el impuesto de circulación a los vecinos con vehículo diésel con la eliminación este año de la bonificación que estuvo vigente en 2017, ha adquirido seis nuevos autobuses que utilizan ese combustible.

El PP suma estos seis autobuses con propulsión híbrido-diésel, que funcionan con propulsión convencional cuando se agota la batería eléctrico y cuya adquisición se adjudicó este lunes por parte de Auvasa, a los 12 diésel que se compraron en 2017 para reprochar que en lo que va de mandato ha adquirido 18 vehículos con este combustible fósil al que, recalcan, la Concejalía de Medio Ambiente considera ese combustible "como altamente contaminante".

Según los populares, el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, manifestó este lunes en el Consejo de Administración de Auvasa

que "no compran autobuses eléctricos, como hace el ayuntamiento de Bilbao, porque son muy caros, ni tampoco compran autobuses de GLP porque no están homologados".

El PP municipal considera que esas manifestaciones son "una clarísima incongruencia" del Gobierno municipal de Puente, ya que "no son capaces de invertir un millón de euros a mayores en la mejora de los autobuses y se dejan sin gastar todos los años 52 millones de euros".

Los 'populares' consideran que "Puente no podrá echar ya la culpa de la contaminación del centro a los vecinos que usan su automóvil y tendrá que buscar responsables en su propio equipo de Gobierno". Mientras tanto, ha reprochado que la concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, que estaba presente en el consejo de Auvasa, "no dijo ni media palabra al respecto".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.