La lluvia ayuda a extinguir el incendio en Bages, que ya ha arrasado 839 hectáreas

La lluvia caída durante las últimas horas en gran parte de Cataluña hasido decisiva para controlar el incendio forestal que se declaró eldomingo en la comarca del Bages, que ya está "prácticamente extinguido" tras arrasar 839 hectáreas.
A pesar de que ya no hay llamas, tres dotaciones de los Bomberos continúan trabajandoen la zona como medida de prevención para asegurarse de que no hayfocos activos y de que no existe peligro alguno de que el incendio sereavive.

Está previsto que en las próximas horas, una vez se retiren todas lasdotaciones del terreno, el incendio se dé por extinguido completamente.

El fuego,
que podría haberse originado
por actividades agrícolasen una granja de El Pont de Vilomara, obligó a desalojar de formapreventiva a una decena de vecinos de casas aisladas, que ayer por lamañana ya pudieron regresar a sus viviendas.
El incendio también arrasó el cámping La Tatgera de Talamanca, en el que se quemaron la mayoría de las caravanas y tiendas de campaña instaladas.

Según el último recuento realizado por el cuerpo de Agentes Rurales, el incendio ha arrasado
839 hectáreas de terreno,la mayoría de matorrales y bosque mediterráneo, de los municipios deCalders (73 hectáreas), Pont de Vilomara y Rocafort (0,002), Mura(0,1), Navarcles (33,5) y Talamanca (732,5).

En las tareas de extinción intervinieron a lo largo del día de ayer 60dotaciones de terrestres de los Bomberos de la Generalitat, apoyadaspor cuatro helicópteros bombarderos que se reincorporaron al operativoen cuanto amaneció.

Las más de 800 hectáreas calcinadas convierten este incendio en elmayor en esta comunidad del año, una temporada en la que se prevéngrandes fuegos debido a la extrema sequía que sufre Cataluña, la másgrave de los últimos 60 años.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento