Ciudad de la Justicia de Málaga
Ciudad de la Justicia de Málaga Europa Press/archivo

Según las conclusiones iniciales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, el acusado desde principios de la relación en diciembre de 2013 "ha maltratado física y psicológicamente" a la mujer, a la que, supuestamente, además de no dejarla salir sola a la calle, tener relaciones sociales con amigos o usar el teléfono, "amenazaba con hacerle daño a ella y a su familia".

Así, la acusación pública sostiene que el hombre, con múltiples antecedentes penales por lesiones e incluso tenencia ilícita de armas, "le ha pegado en varias ocasiones", una de ellas en un ojo y otra en el costado, sufriendo una fractura leve en las costillas. Él la acompañó al médico al que ella tuvo que decir, según el fiscal, "que se había golpeado accidentalmente con una silla".

La mujer ha intentado en varias ocasiones romper la relación, sostiene la Fiscalía en su escrito provisional de acusación, "impidiéndoselo el acusado" y en una ocasión que ella quería marcharse "él la cogió del pelo, la encerró en la casa y le dijo que si contaba algo le partía la cara y se encargaría de matar a su hermano y sobrinos".

Asimismo, la víctima le llegó a decir que no quería casarse y él "se lo impuso, yendo a realizar todas las gestiones con ella, incluso a comprar el vestido de boda", dice el fiscal, poniendo la fecha en marzo de 2014. Todo esto provocó que la mujer "le tenga pánico, produciéndole trastornos de ansiedad y alteraciones psicológicas que precisarán de tratamiento psicoterapéutico".

La mujer logró hablar con una amiga para pedir auxilio "porque el acusado la tenía retenida" en casa, tras lo que denunció los hechos, señala la acusación pública, apuntando que ese mismo día fue la Policía a la casa y el hombre supuestamente amenazó a la mujer con pegarle si decía algo; mientras que a los agentes les dijo que ella no quería irse ni le había denunciado, que se iban a casar en dos días y que no había pasado nada.

Para el fiscal, se trata de los delitos de maltrato habitual, coacciones y amenazas, por los que solicita que se imponga, además de los ocho años de prisión, la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 1.000 metros o comunicar con ella durante 15 años y el pago de una indemnización de 1.500 euros por las lesiones y de 12.000 euros por el daño moral.

Consulta aquí más noticias de Málaga.