Mossos d' Esquadra
Los Mossos d'Esquadra detuvieron al fugitivo. Europa Press - Archivo

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra han detenido este domingo en Palafrugell (Girona) a un hombre que se encontraba huido de la justicia desde 2014, tras ser condenado por la Audiencia de Barcelona a 15 años de prisión por agresiones sexuales continuadas a su hija.

Según han informado ambos cuerpos policiales, el arrestado, que había trabajado en el servicio médico de la Dirección General de la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra, tenía una orden de detención e ingreso en prisión.

Días antes de que se dictase la sentencia condenatoria, el hombre desapareció, por lo que se constituyó un equipo conjunto entre ambos cuerpos, que abrió varias líneas de investigación, entre las que estaba la posibilidad de que el fugitivo estuviera residiendo en un país extranjero, en Centroamérica o Sudamérica.

En el año 2016 se obtuvieron informaciones que le situaban en Cataluña, por lo que se abrió una nueva línea de investigación y su imagen se publicó durante unos meses en el portal EU Most Wanted.

Durante estos años, los agentes de ambos cuerpos policiales han trabajado conjuntamente para poder detener al fugitivo, y finalmente ha sido localizado y detenido en la mañana del domingo en Palafrugell.

El ahora arrestado se encontraba viviendo en el domicilio de un familiar, salía de la casa muy pocas veces y siempre tomando medidas de seguridad, tapándose la cara con gafas, barba, bufanda y gorra.

Consulta aquí más noticias de Girona.