Tráfico, circulación, coche, coches, taxi, taxis, autobús, peatón, peatones
Las posibilidades de un peatón de sobrevivir a un atropello a 80km/h son prácticamente nulas. EUROPA PRESS

Las posibilidades de un peatón de sobrevivir a un atropello a 80km/h son prácticamente nulas, mientras que, un impacto a 30 km/h, reduce hasta el 10% el riesgo de fallecimiento para este tipo de usuarios vulnerables, a quienes la Dirección General de Tráfico presta especial atención en una nueva campaña específica de vigilancia y control de la velocidad que se desarrollará en nuestras carreteras entre el 16 y el 22 de abril y que se extiende de forma simultánea a otros 25 países europeos.

"El control y vigilancia de la velocidad tiene un impacto muy importante en el Medio Ambiente, el consumo de combustible o en la calidad de las zonas urbanas, dado que se pone en riesgo la vida de peatones y ciclistas, y en vías interurbanas en la medida en que hasta el 39% de los accidentes con víctimas en 2017 presentaron el exceso de velocidad como factor concurrente", advierte la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez.

A una velocidad de 120 km/h, resulta necesaria una distancia superior a un campo de fútbol para detener un vehículo. Así, aun habiéndose registrado un descenso en el número de conductores denunciados por exceso de la misma, es necesario seguir haciendo el máximo esfuerzo en el control y vigilancia de la velocidad.

Además, para los ocupantes del automóvil, el llevar puestos los cinturones de seguridad en coches bien diseñados, puede proporcionarles protección para una velocidad máxima de 70 km/h en impactos frontales y de 50 km/h en laterales.

Llevar una velocidad adecuada podría evitar prácticamente una cuarta parte de los muertos en accidentes de tráfico. Y es que, en el 29% de los casos de accidentes mortales en carretera convencional, se apreció la velocidad como factor concurrente.

Por otro lado, el consumo ideal de combustible suele estar entorno a una velocidad de 90 Km/h. Si la velocidad aumenta a 120 Km/h, el consumo se incrementa en un 30%.

La Ley del Permiso por Puntos contempla la pérdida de entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción, dependiendo del exceso de velocidad cometido. Desde su entrada en vigor, a nivel nacional, más de un 40% de las sanciones impuestas han sido por causa del exceso de velocidad.

En la Región de Murcia, las sanciones impuestas por velocidad con retirada de puntos supusieron un 27% de todas las sanciones que detraen puntos en 2017, frente al 38,5% que supusieron en el año 2016.

De este modo, un total de 130 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, pertenecientes al Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia controlarán, en vías interurbanas, en torno a unos 15.000 vehículos.

Para ello se utilizarán cuatro vehículos dotados de cinemómetro. A estos controles se sumarán los controlados en vías urbanas por las Policías Locales que se han adherido a la campaña. Los ayuntamientos que se han adherido son Cartagena, La Unión, Lorca, Murcia, San Javier, San Pedro del Pinatar y Torre Pacheco.