En un comunicado, la Agrupación ha sostenido al hilo de ello que "estos políticos y organizaciones afines obran con absoluto desprecio y animadversión hacia nuestra Semana Santa", y ello después de que "determinados dirigentes de las administraciones de Córdoba" se hayan dedicado recientemente "a realizar manifestaciones contrarias a la organización de la carrera oficial, jaleados por sectores sociales afines a los partidos políticos a los que pertenecen".

En concreto, la Agrupación de Cofradías ha aludido al primer teniente de alcalde y gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García (IU), que este año ha intentado "movilizar a sus seguidores realizando afirmaciones falsas y arbitrarias sobre pretendidos daños en el patrimonio, concretamente a la Mezquita-Catedral, provocados por la instalación de sillas y palcos para presenciar el transcurso de las cofradías".

La Agrupación de Hermandades también ha aludido al delegado de Cultura de la Junta, Francisco Alcalde, que se ha unido "a los apocalípticos discursos sobre el 'peligro' que ha supuesto para la Mezquita Catedral que se instalasen junto a la misma los mencionados palcos y sillas".

"Todos ellos no han reparado en el cuidado con el que se han realizado las operaciones de instalación y retirada de las estructuras y la rapidez con que se han desarrollado para evitar el impacto visual de estas, en contraposición con los trabajos que debía realizar el área de Infraestructuras del Ayuntamiento y que se prolongaron varios días después del Domingo de Resurrección", según apunta la Agrupación de Hermandades.

Este colectivo defiende que "las acciones efectuadas en la carrera oficial han contado con los permisos preceptivos, relacionados con la seguridad, conservación, movilidad, etcétera, que las autoridades han exigido en todo momento".

Desde la Agrupación de Cofradías consideran que "estos políticos y organizaciones afines obran con absoluto desprecio y animadversión hacia nuestra Semana Santa, que no merecen la confianza depositada en ellos por parte de los electores y que solo les mueven motivaciones contrarias a las cofradías y, por extensión, a la Iglesia".

"Desearíamos que las instituciones no estuvieran conducidas por intereses ajenos al bien común de la ciudadanía, pero, ante la cruda realidad que nos encontramos, únicamente aspiramos a que a todos se nos trate de la misma forma y a que nos dejen trabajar por nuestra Semana Santa sin más nefastas injerencias", concluye la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.