Un coche circula por la recta de Arguedas anegada de agua
Un coche circula por la recta de Arguedas anegada de agua GOBIERNO DE NAVARRA

Al mantenerse amplias zonas inundadas, Protección Civil recomienda a la población que no se acerque a los ríos y a los lugares que permanecen anegados.

La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Ejecutivo foral, María José Beaumont, el director general de Interior, Agustín Gastaminza, y la responsable de Protección Civil, Isabel Anaut, han analizado esta mañana la situación de las áreas afectadas por las inundaciones provocadas por el desbordamiento de los ríos y, al constatarse el descenso de niveles y caudales y la reapertura de la mayoría de las carreteras, han concluido que "se daban las condiciones de seguridad suficientes" para desactivar el Plan de Emergencias por Inundaciones, ha explicado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Continúan los trabajos para recuperar las afecciones que han producido las inundaciones, especialmente en la apertura de las carreteras que aún permanecen cerradas. En estos momentos están cortadas al tráfico la carretera N-113 (Pamplona-Madrid) entre los pk. 75 y 77, así como la NA-5202 (Fustiñana-Ribaforada), del pk. 0 al 3 y la NA-5211 Buñuel (accesos desde el puente), en todos los casos a causa del desbordamiento del río Ebro.

Protección Civil insiste en su recomendación a la ciudadanía de que no se acerque a los ríos y zonas anegadas y que se mantengan las medidas preventivas, especialmente en la cuenca del Ebro, río cuyo caudal sigue siendo muy elevado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.