Sadam quiere hacer las paces con Bush y ser amigo suyo

Un grupo de soldados estadounidenses que han custodiado a Sadam Husein lo describen como amigable, conversador y "enfermo de la limpieza".
El ex presidente de Irak Sadam Husein está convencido de que volverá alpoder, echa de menos los tiempos de Ronald Reagan y
está obsesionadopor los gérmenes, según cinco soldados estadounidenses que estuvieronencargados de su custodia.

Las revelaciones de estos militaresserán publicadas en la edición de la revista mensual
GQ que saldrá ala venta el 28 de junio. Las entrevistas a los soldados,
que vigilarondurante 298 días al depuesto presidente, son publicadas bajo el título"Martes con Sadam".

Husein les dijo a susvigilantes que nunca trató al terrorista Osama Bin Landen y
que estáorgulloso de que sus hijos murieran por su país, además de expresar suconvicción de que todavía es presidente de Irak.

Aunque tiene pocascosas positivas que decir del actual presidente de Estados Unidos,George Bush, o de su padre, expresa el deseo de hablar con él, "hacerlas paces" y ser "amigo" suyo.

Husein,
dijo sentir aprecio por Ronald Reagan. "Hablaba de cuandoReagan le vendió aviones, helicópteros".
Husein reza cinco veces al día y guarda a su lado unejemplar del Corán con los bordes chamuscados y un agujero de bala. Elex presidente decía que su captura, en diciembre de 2003, fue resultado dela traición del único hombre que sabía donde se escondía y al quehabían pagado para que guardara silencio.

"Se comparaba con Jesús" yllamaba al traidor su Judas, y decía que si éste "no hubiera hablado,nadie le habría encontrado", según uno de los soldados. En algunosmomentos
llegó a aconsejar a sus guardianes sobre su vida amorosa ycómo elegir la mejor esposa. "Ni demasiado inteligente, ni demasiadoboba", decía.
Obsesión por la higiene

Su obsesión por la higiene se notaba en que
se lavaba lasmanos con mucha frecuencia y también en que limpiaba la mesa y loscubiertos meticulosamente antes de comer.

Husein relató algunosepisodios de su pasado familiar, como haber contratado tres prostitutaspara su hijo Uday antes de su boda, según los soldados, que dicen queal ex presidente le gusta gastar bromas y escribir poesía.

Los cincosoldados entrevistados forman parte de la Guardia Nacional dePensilvania, tienen entre 19 y 25 años y han regresado a Estados Unidostras haber terminado su misión.

No podían decir a sus familias en quéconsistía su tarea, ni revelar detalles o la ubicación del campamentodonde estaba prisionero el ex presidente. Según el director ejecutivode GQ, los soldados "mostraron a Husein un respeto y cortesía que hizoposible un lazo inusual entre captores y cautivo".
NOTICIAS RELACIONADAS:
Mostrar comentarios

Códigos Descuento