De esta manera, los detenidos sustrajeron un coche en Vecindario (Gran Canaria) con el que se desplazaron a la zona turística de San Agustín, donde cometieron al menos dos robos a turistas.

Así, los hechos se desencadenaron tras la denuncia de una turista manifestando que cuando regresaba a su domicilio de San Agustín con varias bolsas en las manos fue abordada por un hombre que le sustrajo las mismas y la tiró al suelo, para inmediatamente meterse en un coche en el que un segundo hombre le esperaba y juntos abandonar el lugar a toda velocidad.

Justo en ese momento, un testigo llamó al teléfono 091 y facilitó una descripción detallada de los presuntos autores, así como del vehículo en el que huyeron.

Por otra parte, ese mismo día otra turista fue víctima de un hurto, esta vez en la zona de Sonnenland, mientras que tras tener conocimiento de los hechos, los policías llevaron a cabo un dispositivo gracias al cual pudo ser localizado el coche implicado en los delitos.

El mismo resultó haber sido sustraído la noche anterior en Vecindario y en cuyo interior fueron recuperados todos los objetos sustraídos a las turistas.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.