Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo
Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo Europa Press

Según ha informado la Jefatura en un comunicado, en el registro de la vivienda estaba la mujer de uno de ellos que tenía una reclamación judicial. Las investigaciones se iniciaron a finales de diciembre al tener conocimiento de que un hombre había sido retenido contra su voluntad en un chalet de Náquera, al ir a cobrar una deuda por la venta de un vehículo.

Los agentes averiguaron que el hombre fue hasta esa localidad con la persona que le debía dinero, para poder cobrar la deuda y una vez allí fue retenido varias horas en el interior de la vivienda, al tiempo que le amenazaron de muerte y le pegaron con un palo, hasta que consiguió escapar en el momento que lo trasladaban a València.

Los policías identificaron y localizaron a esta persona y la detuvieron como presunto autor de los delitos de detención ilegal, coacciones, amenazas y lesiones.

Siguiendo con las investigaciones, los policías localizaron el chalet donde lo retuvieron, en el que se encontraban el morador y su mujer, en el que practicaron un registro e intervinieron un cuchillo, un puño americano, un rifle de aire comprimido y 50 cartuchos de 9mm, así como localizaron una plantación de marihuana y 10.150 euros.

Los agentes detuvieron a los dos moradores como presuntos autores de un delito de salud pública, además de imputarle a el los delitos de detención ilegal, amenazas graves y coacciones. La mujer tenía una reclamación judicial vigente.

De los tres detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial y uno ha sido puesto en libertad tras tomarle declaración.

Consulta aquí más noticias de Valencia.