Alumnos en un módulo de FP
Alumnos en un módulo de Formación Profesional 20 MINUTOS

Si hacer prácticas en empresas abre puertas a los estudiantes de cara a su futuro laboral, hacerlas en otro país puede hacer aún más atractivo su currículum. Así lo han pensado en la Conselleria de Educación , que el año que viene pondrá en marcha un plan de prácticas para alumnos de Formación Profesional (FP) en distintos países de la Unión Europea.

La iniciativa tendrá una duración mínima de tres meses, y está en su fase inicial. El departamento que dirige Alejandro Font de Mora está elaborando una bolsa de posibles empresas interesadas, y todavía no está claro si el modelo sería similar al de las becas universitarias Erasmus.

Esta medida se incluye en el impulso que quiere dar la Generalitat a la FP, considerada tradicionalmente el «hermano pobre del sistema educativo», asegura el conseller.

Sin embargo, en Valencia capital y en comarcas como L'Horta Sud, L'Alcoià y La Plana la FP ya supera en alumnos al Bachiller. Un estudio de la Conselleria entre más de 1.000 alumnos cifra en un 7,53 el nivel de satisfacción de las empresas con las prácticas, y la peor nota (6,83) se refiere a la autonomía e iniciativa que muestran estos alumnos.

Además, el 90% de los que finalizan sus estudios encuentra su primer empleo antes de seis meses, y en la mayoría de casos está relacionado con su formación.

Cinco ramas copan las preferencias

Los jóvenes de la Comunitat que eligen un ciclo formativo se deciden, por este orden, por las familias profesionales de administración, sanidad, electricidad, servicios socioculturales y comercio y marketing, que son las más demandadas por tener más salidas laborales. La Conselleria creará para el curso que viene una página web sobre orientación profesional que mostrará posibles itinerarios a partir de las preferencias del estudiante y de la demanda de las empresas. Además, flexibilizará en la próxima ley del sector las condiciones para pasarse de desde la FP a la universidad o Bachillerato, y viceversa.