Según ha recordado Aguas del Añarbe, se viene procediendo a un desembalse controlado que ha ido en aumento a medida que lo ha ido permitiendo el nivel del Urumea. El desembalse comenzó este pasado jueves a las 15.15 horas con un caudal de 7 m3/sg. A las 9.45 horas de este viernes ha aumentado a los 56 m3/sg.

Como consecuencia, a las 12.45 horas el nivel del embalse había descendido hasta la cota del aliviadero, lo que significa que las tres compuertas metálicas (que desde las 12.20 horas del jueves retenían importantes volúmenes de agua) han quedado liberadas.

Finalmente, Aguas del Añarbe ha apuntado que el desembalse en la presa continuará durante todo el fin de semana con objeto de crear nuevamente un resguardo preventivo suficiente de cara a las próximas eventuales precipitaciones.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.