El presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, ha decidido aplazar el pleno de investidura de Jordi Sànchez previsto para este viernes. Lo ha hecho después de que el magistrado del Supremo Pablo Llarena negara al preso la posibilidad de acudir a la sesión.

Según la televisión pública catalana, además, Torrent propondrá en una reunión extraordinaria de la Mesa en la Cámara, convocada a la misma hora a la que estaba convocado el pleno de investidura, la presentación de una querella contra el juez. El objetivo, ha dicho, es dar respuesta a la que cree es una "vulneración de derechos del Tribunal Supremo".

Llarena se ha opuesto a excarcelar al numero dos de JxCat, en prisión preventiva en Soto del Real (Madrid), porque considera que existe riesgo de reiteración delictiva y que, como presidente de la Generalitat, podría quebrantar la Constitución española.

Esta circunstancias ha llevado a Torrent a cancelar por segunda vez un pleno de investidura de Jordi Sànchez, pues el exlíder de la ANC repetía de candidato a la presidencia de la Generalitat después de que Llarena ya le hubiera denegado su salida de prisión en la primera ocasión.

El nuevo argumento que aportaron tanto la defensa de Sànchez como como Torrent ante Llarena fue la admisión a trámite de la demanda del exlíder de la ANC por parte del Comité de Derechos Humanos de la ONU -que aún no se ha posicionado sobre el fondo del asunto-, lo que no ha servido para variar la posición del juez instructor.

En concreto, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, organismo formado por 18 miembros aún no se pronunciado sobre el fundo de la cuestión, aunque dos de estos miembros pidieron a España que se adoptaran "las medidas necesarias" para garantizar "que pueda ejercer sus derechos políticos en cumplimiento del artículo 25 del Pacto" Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1976).

Así, Torrent ha denunciado una "vulneración de derechos" por parte del Supremo, por lo que ha convocado una Mesa extraordinaria para mañana por la mañana para dar una respuesta.

El pasado 7 de abril, el presidente del Parlament, a propuesta de JxCat, volvió a designar a Sánchez como candidato por segunda vez, después de los fracasados intentos de investir a Carles Puigdemont, Jordi Turull y el propio Sànchez.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.