Reunión en Empleo
Los agentes sociales reunidos con la exministra de Empleo, Fátima Báñez. EFE/Fernando Alvarado

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha amenazado este jueves a la patronal de llevar a cabo un proceso de movilizaciones muy importante en 2018 si la patronal no actúa con "cordura" en la negociación de cara a lograr un acuerdo marco en materia salarial.

Álvarez ha explicado que, junto con CC OO, consideran que "merece la pena defender" el acuerdo para el empleo y la negociación colectiva porque puede mejorar la calidad de vida de los colectivos que no están sindicados, donde hay menos o ninguna presencia de las organizaciones sindicales. "Allá donde hay sindicatos y trabajadores organizados, tenemos menos problemas para negociar los convenios colectivos y sacamos condiciones dignas", dice

Sin embargo, el acuerdo marco salarial con la patronal, que debía haberse alcanzado antes de Semana Santa, no llega aún y las posturas están muy alejadas. La propuesta planteada por la patronal consiste en un alza del 2%, sin suelo y con una parte variable del 1% ligada a diversos factores como la productividad, la flexibilidad o la jornada. Los sindicatos exigen una subida mínima del 3,1 % —que resulta de la inflación prevista para 2018 (1,6 %) más 1,5 puntos adicionales en concepto de recuperación del poder adquisitivo perdido—, con una cláusula de revisión salarial y un salario mínimo en convenio de 1.000 euros brutos mensuales.

Tampoco avanzan las mesas de diálogo social del Ministerio de Empleo que, según Álvarez, "están en una parálisis importante desde el momento en el que se constituyeron". "No hay avances en mesa de Pacto de Toledo y no será fácil que los haya", ha dicho el líder de UGT, que no se va a conformar "con migajas", por lo que exige derogar la reforma de las pensiones de 2013, subir las pensiones más bajas y eliminar los gastos no contributivos de la Seguridad Social.