Camille Paglia
La profesora universitaria y escritora Camille Paglia. Fronteiras do Pensamento / WIKIMEDIA COMMONS

A sus 71 años Camille Paglia es profesora de Humanidades en la Universidad de las Artes de Filadelfia, escritora, atea, lesbiana... y el azote de un amplio sector del feminismo al que acusa de  haberse "centrado en la retórica antimasculina en lugar de en el significado de la vida", según aseguraba en una entrevista al diario El Mundo.

Paglia acaba de publicar un libro llamado Feminismo pasado y presente (traducción de Gabriela Bustelo, Turner, 2018), en el que cuestiona cómo se está llevando a cabo la revolución feminista, esa que promulga un heteropatriarcado cuya existencia niega Paglia, algo por lo que recibe críticas a diario a pesar de que se declara feminista y defiende muchos de las reivindicaciones de las mujeres.

Éstas son las frases más polémicas de Camille Paglia en la citada entrevista.

  • "Las mujeres suelen elegir trabajos más flexibles para poder dedicarse a sus familias. También prefieren trabajos que son limpios, ordenados, seguros", defiende la profesora para explicar la brecha salarial entre mujeres y hombres.

  • "El problema del feminismo es que no representa a un amplísimo sector de las mujeres. Por eso se ha centrado en la ideología y en la retórica antimasculina", lo que es un error en su opinión, porque debería centrarse en el análisis objetivo de los datos y la psicología humana.

  • El feminismo impone una ideología orientada a "burguesas de profesiones liberales, profesores, periodistas" e implica "una actitud muy elitista".

  • "Fue nefasto que la segunda ola del feminismo tuviera una visión tan negativa de las mujeres que se quedaban en casa para cuidar a sus hijos. Se las miraba como ciudadanas de segunda, y ellas, claro, rechazaron el feminismo", aseguraba.

  • El abandono de la perspectiva del psicoanálisis impide al feminismo "entender o analizar las relaciones sexuales".

  • "Lo que pasa es que estas burguesas, las feministas, lo que buscan es una forma de religión. Quieren un dogma", dice, porque este movimiento en su opinión, pretende ser "político".

  • "A los hombres se les retrata como violadores, criminales, y todo lo masculino se desprestigia", asegura, criticando que el feminismo "se centra sólo en las necesidades de las mujeres".

  • "Las estructuras que han creado los hombres son las que han permitido a las mujeres escapar de la opresión de la propia naturaleza y tener sus propias carreras, identidades, logros...".