Barcelona retoma el proceso de expropiación de pisos vacíos propiedad de entidades bancarias

  • Lo reemprende después de que el TC haya levantado la suspensión de artículos de la ley de derecho a la vivienda.
  • Ya ha iniciado los trámites para expropiar cinco viviendas.
Plano medio de un bloque de pisos.
Plano medio de un bloque de pisos.
Europa Press - Archivo

Después de que el pasado 28 de marzo el Tribunal Constitucional (TC)levantara la suspensión temporal de algunos de los preceptos que había impugnado el Gobierno contra la ley catalana 4/16 de medidas de protección del derecho al vivienda de las personas en riesgo de exclusión residencial, el Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este miércoles que ha retomado la expropiación temporal de pisos vacíos de la ciudad propiedad de entidades bancarias. El objetivo es destinarlas a vivienda social.

Actualmente el registro de viviendas vacías de la Generalitat cuenta con 2.021 inscritas en Barcelona. De esta cifra total, unas 600 cumplen con los dos requisitos para ser expropiadas: que lleven más de dos años vacías y que estén en zonas con una demanda residencial fuerte, como es el caso de Barcelona.

Por el momento, el gobierno municipal ha retomado cinco procesos de expropiación de pisos de bancos, que ya estaban en marcha antes de la impugnación de la ley catalana junto a otros 11, que han caído porque afectaban a inmuebles que ya han sido cedidos u ofrecidos por el derecho de tanteo y retracto. De los cinco, dos son propiedad de la SAREB y tres, del BBVA –la entidad que acumula más en la ciudad (871)– y están situados a Sant Andreu, Gràcia, Ciutat Vella y Sants-Montjuic.

Este procedimiento de expropiación puede concluir si se llega a un acuerdo para la cesión convencional del uso de la vivienda a una administración pública para que establezca un alquiler social, siempre que el pacto se suscriba en un plazo de tres meses.

"Hemos recuperado cinco de estos expedientes e instamos a los bancos a que cedan los pisos", ha apuntado el concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner.

Aunque según el registro de viviendas vacías, existen 2.021 en Barcelona, la cifra real es más alta, pues el Ayuntamiento ha comprobado que las hay que no están inscritas. El pasado año comunicó a la Agència de Habitatge de Catalunya que había detectado 150 pisos que no estaban inscritos en el Registro y ha cobrado la primera sanción por ello. La multa era de 9.000 euros pero se quedó en 5.400 porque la entidad bancaria se benefició del descuento por pagarla en el momento.

El Consistorio también ha impuesto una sanción en firme a Bankia, de 7.200 euros, y está tramitando cinco más.

El Ayuntamiento ya tiene 7.000 pisos

Montaner ha informado de que desde que empezó el mandato el Ayuntamiento de Barcelona ha adquirido unos 500 pisos vacíos.

Actualmente es propietario de unas 7.000 viviendas que se destinan a personas en riesgo de exclusión residencial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento