Puede que de un tiempo a esta parte el huracán Despacito se haya aparentemente calmado, pero eso no significa que la canción de Luis Fonsi (San Juan, Puerto Rico, 1978) y Daddy Yankee no siga rompiendo récords. El más reciente, en las últimas horas, superar la barrera de los 5.000 millones de reproducciones en YouTube.

"Gracias a Dios seguimos cosechando buenas cifras", concede el músico puertorriqueño, quien plantea que, en cualquier caso, "la música trata de calidad, no de números". "Pero en el caso de Despacito, ha llegado tan lejos como ninguna canción de ningún idioma había llegado", apunta.

Así las cosas, tras aceptar con "orgullo y agradecimiento" estas cifras brutales, Fonsi reconoce que tener semejante repercusión "es el sueño de cada músico". Pero apostilla: "Mi meta no es romper todos los récords del mundo. Si por consecuencia eso sucede, estamos ganando por todos los lados, pero lo importante es hacer música que la gente quiera escuchar, quiera bailar y quiera cantar".

La otra gran meta de Luis Fonsi es, según destaca, "ser consistente, porque una carrera no es una sola canción", al tiempo que recuerda que este 2018 cumplirá ya veinte años de andadura musical. "Lo importante es no enfocarse tanto en sobrepasar o competir con Despacito, sino en hacer una canción buena", explica.

En cualquier caso, aunque no quiera hablar solo de Despacito, lo cierto es que esa canción es hasta ahora su mayor éxito. Tanto, que es en realidad un fenómeno social que trasciende la propia música, con una sobre exposición que podría llegar a resultar cansina, tal y como él mismo concede: "La gente quizás se canse de Despacito, pero yo no".

Y aún añade: "No puedo decir qué pasara en cinco o diez años, pero me atrevo a decir que no me voy a cansar de Despacito. Solo me ha traído alegría y luz a mi vida, ¿por qué me voy a cansar? He tenido otras canciones exitosas antes y las sigo cantando y no me canso. No creo que me canse de ver a la gente cantar, bailar, pasarlo bien y sonreír. Nadie se cansa de eso".

Nuevo disco y gira española

Después del ya célebre Despacito, su actual single es Échame la culpa, cantado a dúo con Demi Lovato. Otro anticipo de gran popularidad con el que el puertorriqueño da continuidad a "este nuevo ciclo" de su carrera, que tendrá la guinda en todo el nuevo disco completo que "saldrá en los próximos meses".

"Échame la culpa alcanzó también los 1.000 millones de reproducciones y estoy contento de que la gente esté disfrutando de mi música", remarca, antes de anticipar que su plan es "lanzar en los próximos meses" una nueva canción y ya luego el disco completo, que "ya está listo, para finales de verano".

Coincidiendo con la publicación del álbum, volverá Fonsi a España para otra tanda de conciertos: "La gira comenzó aquí el año pasado, hicimos muchísimos conciertos por toda España. El plan es regresar a finales de verano justo antes del lanzamiento del disco y visitar ciudades que no visité en la primera vuelta y también regresar a esos lugares donde me quieran escuchar otra vez".

Música urbana latina

Sobre el gran momento que vive la música latina en todo el mundo, explica Luis Fonsi que "el género urbano, el reguetón, está abriendo puertas". "Y yo feliz, porque te guste o no te guste te pone a bailar. La realidad es que a mí me ha influenciado mucho, le ha dado un toque de ritmo y un color a mi música que antes no tenía. Me ha abierto puertas y ojalá que esto dure por mucho tiempo", subraya.

Y tras un instante de reflexión, aún prosigue: "Estamos en un momento en el que los géneros ya no están tan divididos. Ya esas barreras o esas líneas que los dividían se han ido borrando. el pop tiene mucha influencia del urbano y el urbano del pop. El tropical también tiene mucha influencia. Yo me considero un artista pop y un cantautor, te puedo hacer una canción bailable o con acústica. Me da lo mismo porque me muevo en esos dos mundos con la misma pasión y sinceridad".

También se muestra encantado Fonsi de la pujanza de la música latina porque le "gusta cantar en castellano y celebrar" que es un "artista latino en el mundo entero".

"Domino el inglés porque me crié en Estados Unidos, pero soy muy terco a la hora de seguir promoviendo el castellano y el hecho de que soy latino", recalca, al tiempo que pone en valor que "artistas de la talla de Demi Lovato y Justin Bieber se están dando cuenta de la importancia del público latino y del mercado en castellano".

Desde esa situación de reconocimiento global, asegura Fonsi que para él ser "exitoso es hacer lo que uno quiere hacer y ser feliz haciéndolo", por lo que afirma que "no tiene nada que ver con dinero, números 1 o Grammys". "Ser exitoso en la vida es levantarte por la mañana y decir estoy haciendo lo que quiero hacer. Puede ser trabajando en la tienda de la esquina, siendo maestro o siendo un cantante", señala.

Por último, duda a la hora de escoger una única anécdota relacionada con Despacito, pero finalmente da con su favorita: "Celebro mucho haber conocido a Stevie Wonder, que es mi artista favorito. Nos presentaron y le dijeron que yo soy el que canta Despacito y dijo 'oh me encanta esa canción". Se tomó una foto conmigo, y yo como un niño chiquito en plan Stevie Wonder sabe quien soy yo".