Cerca del 45% de las empresas que nacen en la provincia con Andalucía Emprende son de jóvenes

  • El 44,84 por ciento de las empresas que nacen en Almería con el apoyo de Andalucía Emprende, entidad dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento, son promovidas por jóvenes de hasta 35 años.
Asistentes a una de las jornadas del CADE de Huércal-Overa
Asistentes a una de las jornadas del CADE de Huércal-Overa
JUNTA DE ANDALUCÍA

Así lo recoge el estudio 'Jóvenes y Emprendimiento en Andalucía' realizado por esta fundación pública, que recoge datos entre 2014 y 2017 con el fin de ofrecer información sobre la realidad del emprendimiento entre la población joven andaluza, partiendo del trabajo que se desarrolla en los Centros Andaluces de Emprendimiento (CADE).

Según este estudio, de las 55.764 empresas que han nacido en el conjunto de Andalucía en los últimos cuatro años con el apoyo de Andalucía Emprende, 24.591 han sido promovidas por jóvenes.

Por provincias, además de los datos de Almería, Jaén presenta un 49,46 por ciento de las iniciativas creadas, Córdoba un 45,79 por ciento, Granada un 45,25 por ciento, Sevilla un 4,15 por ciento, Cádiz un 43,69 por ciento, Huelva un 41,52 por ciento y Málaga un 39,89 por ciento.

Estas empresas impulsadas por jóvenes han contribuido a la creación de 28.549 empleos en la comunidad, lo que supone una media de 1,16 empleos por empresa, siendo escasa la diferencia respecto a las creadas por mayores de 35 años, que se sitúa en una media de 1,24 empleos por empresa.

Esto da muestras de que el tejido empresarial español y, muy especialmente el andaluz, se caracteriza por estar atomizado, con un gran porcentaje de pymes y un importantísimo peso de las microempresas.

Con relación al perfil de las personas promotoras, el informe recoge que estos jóvenes son mujeres en un 44,6% y tienen, en su mayoría, estudios de E.S.O. (35%) o universitarios (28%), habiendo cursado formación profesional un 22% y el 10% restante bachillerato.

En cuanto a la actividad, la mayoría de las iniciativas impulsadas por jóvenes en los últimos cuatro años pertenece al sector servicios (82%). Le siguen la construcción (6%), la agricultura (5%), la industria (4%) y las nuevas tecnologías (3%).

Respecto a la forma jurídica preferida por los jóvenes para iniciar sus proyectos destaca la de empresario individual o autónomo (86%), seguida de la sociedad limitada (9,72%). El 3% restante elige otras fórmulas jurídicas, entre las que se encuentra la economía social (1,76%).

En términos económicos, las 24.591 empresas creadas por jóvenes en los últimos cuatro años han movilizado una inversión de 263,3 millones de euros, lo que supone una inversión media por empresa cercana a los 10.700 euros, siendo mucho mayor en el sector primario (27.000 euros) y el industrial (21.000 euros).

Asimismo, cabe destacar que la inversión media asciende hasta los 12.829 euros cuando las empresas son creadas por mayores de 35 años, lo que denota una inversión inicial ajustada para los jóvenes a la hora de crear sus empresas.

Por último, cabe resaltar que, en el período estudiado, Andalucía Emprende ha realizado 52.000 prestaciones de servicios, siendo el de asistencia técnica en elaboración de planes de negocio el más demandado (26.515 prestaciones), seguido de la ayuda en la búsqueda de incentivos (13.918) y la formación (10.841).

Además del perfil de los proyectos emprendedores desarrollados por jóvenes en Andalucía, el estudio define y delimita el concepto de "emprendimiento juvenil", recoge las estrategias y los programas de apoyo a este tipo de emprendimiento que hay en todos los ámbitos territoriales (regional, nacional, europeo y UNESCO); una radiografía de la situación del emprendimiento juvenil en Andalucía respecto al mercado de trabajo, el dinamismo empresarial y la vocación emprendedora en universitarios, incluyendo una comparativa con el resto de España y de Europa; y las iniciativas del Gobierno andaluz para fomentar y apoyar el emprendimiento entre las personas más jóvenes.

CONTEXTO ECONÓMICO

El estudio recoge también un análisis comparativo del emprendimiento juvenil desde distintos contextos económicos (europeo, nacional y regional), concluyendo que el fomento de iniciativas emprendedoras en la población joven es un recurso estratégico para combatir las elevadas tasas de desempleo que padece este colectivo que, en muchos casos, llega a ser de larga duración.

En el caso de Andalucía, si bien el mercado laboral muestra dificultades por la tasa de desempleo juvenil (47,9%), también es cierto que cuenta con una elevada tasa de emprendimiento en este sector de la población, situándose en la quinta posición del ranking nacional.

Por ese motivo, el fomento del emprendimiento juvenil se ha convertido en una estrategia muy importante para el Gobierno andaluz, que ha puesto en marcha una serie de instrumentos y medidas a largo plazo, combinadas con ayudas e incentivos de aplicación inmediata, para promover el desarrollo de iniciativas emprendedoras en los más jóvenes.

Entre estos instrumentos, destacan el papel de Andalucía Emprende, con más de 260 Centros Andaluces de Emprendimiento (CADE) en todo el territorio; la próxima Ley de Fomento del Emprendimiento en Andalucía, que promueve el derecho a emprender en igualdad de oportunidades; o el Plan Innova 6000 del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento