Los trabajadores de la Oficina de Atención al Ciudadano desconvocan la huelga prevista para la próxima semana

  • Los trabajadores de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de Córdoba han desconvocado la huelga prevista para la próxima semana tras las medidas adoptadas por el gobierno municipal con "la imposición de la cita previa y crear el servicio de información tributaria, adelantar su creación y organización".
Banderas en la fachada del Ayuntamiento de Córdoba
Banderas en la fachada del Ayuntamiento de Córdoba
EUROPA PRESS - Archivo

En una nota, el sindicato CTA ha explicado que "evidentemente los trabajadores se sienten con algo menos de presión, ante las grandes colas que había y se ha decidido desconvocar la huelga", si bien el sindicato no está de acuerdo "con parte de las medidas que se han tomado", ni entiende que "se le haya dado solución al problema".

"Efectivamente, tal y como ha comunicado Facua, con la implantación de la cita previa se le crea indefensión a los ciudadanos, puesto que los recursos que sean de plazo, si la cita previa se retrasa, se pueden pasar los plazos, por lo que los ciudadanos tendrán que ir al registro de otras administraciones", según ha expuesto CTA.

Al respecto, ha señalado que "en realidad la cita previa es crear una lista de espera, como en la sanidad, y no afrontar la atención debida a los ciudadanos". Por lo tanto, el sindicato ha dicho que no está de acuerdo con esa medida.

En segundo lugar, respecto del registro, han indicado que "ahora mismo hay unos 400 expedientes sin registrar, con lo que ello conlleva: superación de plazos, extemporaneidad en determinados actos administrativos, etc., aparte de poder significar un perjuicio para los administrados y también para la propia administración".

Por tanto, han defendido que "eso se acomete o el problema se sigue agrandando", a lo que han añadido que "significa una total falta de responsabilidad política".

Como tercera cuestión han citado la atención telefónica. "En concreto el día 4 el Ayuntamiento estuvo sin atención telefónica, porque la trabajadora que atiende las llamadas la habían puesto a repartir números", según CTA, que ha agregado que "el tema de la central telefónica es otro problema que hay que solucionar".

Y todo esto, han apostillado, "no se soluciona, no porque no se pueda, no se soluciona porque no se quiere, porque ya lo que se está pensando es en privatizar este servicio también", para que sea "otra fuente de negocio, en lugar de servicio público".

En definitiva, consideran que "la solución a estos problemas está en contratar a cuatro o cinco personas para apoyar la realización de estos trabajos, y organizar la atención en los centros cívicos de otra forma".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento