Adelgazar
Planes de adelgazamiento. GTRES

La organización de consumidores OCU ha denunciado a 23 productos dietéticos "adelgazantes trampa" por publicidad y etiquetado ilegales y ha alertado de que "no existe actualmente control de la publicidad, ni de la comercialización" de los productos que se ofrecen para ese fin.

Se trata de 2WD, Aspolvit, B.Slim, Café Verde, Café Verde Lipomodelador, Captalip, Carni Lean, Delicaslim, Dietabelt Reduexpress, Dren Green, Drenabeplus, Drenalight Hot, Drenat Plus, E'Lifexir, Fat Burner Plus, Garcinia Cambogia Plus, Lipo Less, OB3, Quema Rapid, Quema, Quema Fort, Slank Burner y Termolip.

Según explica la OCU, estas denuncias son el arranque de la campaña Kilos de Mentiras para luchar contra "los engaños de estos adelgazantes trampa" que incumplen las reglas en su publicidad. Señala que a pesar de que existe una norma (Real Decreto 1907/1996) que regula la publicidad de productos para adelgazar, esta no se cumple en muchos casos, como los mencionados, en los que aprecia incumplimientos relacionados las declaraciones nutricionales, con la promoción comercial o servicios con pretendida finalidad sanitaria.

Según la norma, está prohibido mencionar la finalidad sanitaria en la publicidad y promoción de los productos para adelgazar, por lo que recuerda que no se pueden hacer reclamos que sugieran propiedades específicas adelgazantes, como "reduce", "ayuda a controlar tu peso" o "vientre plano". Además, la organización de consumidores ha realizado un estudio en el que ha visitado 80 establecimientos de farmacias, tiendas de fitness, herbolarios y centros para adelgazar.

"OCU ha detectado que algunos establecimientos ofrecen publicidad de técnicas de diagnóstico o terapéuticas, como la banda gástrica virtual mediante sugestión hipnótica, que actualmente no cuentan con ningún fundamento científico en el control de peso y que en la mayoría de los casos son considerados pseudociencia", señala.

La OCU detalla que de los 80 centros visitados, salvo en 12 farmacias (de un total de 28) y 1 centro de adelgazamiento, en el resto de los establecimientos el personal no contaba con identificación y, por tanto, no era posible saber el nivel de formación que tenían. La OCU describe que a pesar de que ninguno de los colaboradores que acudió a los centros necesitaba perder peso, en más de la mitad de los casos no hicieron ningún comentario al respecto e incluso en 4 de ellos, les ofrecieron directamente productos para adelgazar.