Nacho Campillo: "Me cansé de Tam Tam Go, pero seguimos llevándonos bien"

  • "He seguido mi carrera en solitario y he seguido con toda la ilusión".
Nacho Campillo durante la entrevista.
Nacho Campillo durante la entrevista.
JORGE PARÍS

Hace treinta años que toda una generación bailaba y escuchaba casi de manera compulsiva, una y otra vez,Manuel, Raquel y Espaldas mojadas, dos de los temas más populares del grupo Tam Tam Go y de aquellos años.

Tres décadas después, Nacho Campillo, el centro de la formación junto a su hermano, lo celebra, porque no le pesa la disolución del grupo tanto como para no rendir tributo a las cimas que tocaron, publicando este 6 de abril el álbum Pacífico 360.

En relación al número que da nombre al disco aclara el músico que no es una clave ni una coordenada ni un símbolo de nada: "Es el tiempo que llevo en la música traducido a meses. Son los meses que han transcurrido desde que nació Tam Tam Go. Me gustaba más ese concepto que poner 30 años".

Qué mayores nos hemos hecho, ¿no? Sale solo el comentario, y se ríe Campillo que, a sus 56 años, ha hecho todo el viaje en tren y no se ha saltado ni una estación y ha conseguido mantener intacta la ilusión. "Yo he seguido mi carrera en solitario y he seguido con toda la ilusión. Y eso que cuesta mucho en este país sacar adelante proyectos diferentes".

Cuesta dejar un grupo con un camino ya más que trazado: "Sí, pero llega un momento que los grupos cansan, como las familias, como los matrimonios. De hecho yo me acabo de separar. Y por otra parte están las ventajas: Cuando estás solo es más fácil, hay una liberación".

Además de grupo eran familia, así que resultaba casi una utopía no poner un punto, aunque no haya sido nunca final: "Nos llevamos muy bien y a veces tocamos juntos".

Los seguidores de hecho son en su gran mayoría los que se sabían de memoria Espaldas mojadas, aunque no niega que hay muchos de aquellos que le han perdido la pista. "Sé que cambio mucho de estilos y eso hace que muchos ya no sepan qué hago. Y es que cuando sacas la pata del tiesto no saben cómo seguirte".

En su trayectoria como Nacho Campillo se ha tomado además y reconoce que esto también cuenta a la hora de perder o ganar público mucho tiempo para sacar cada disco. "No puedo sacar uno cada año. Para la creación necesitas un tiempo de vivencias y de reflexión; ¿de qué vas a escribir si no tienes nada que contar? Yo al menos no puedo y sé que hay mucha gente que lo hace. Estoy orgulloso de este trabajo y es porque llevo 5 años calladito, observando, escribiendo...".

En una de sus canciones suena fuerte y cuesta que no se grabe desde la primera escucha un "no voy a perder más la cabeza" que es 100% autobiográfico, y no lo niega: "Creo que aprender a no perder la cabeza es algo que te viene a los 40 años. Hasta entonces fui un bala perdida y a todos los niveles. Era un poco caos".

Más calmado..., ¿y más optimista? "Más bien positivo, no están los tiempos para ser tan optimista. Es dura la vida, pero no hay que mostrarlo tan crudo, hay que dejar una puerta aunque sea pequeña a la esperanza, si no estaríamos tirándonos todos por la ventana".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento