Emilio Aumente
Emilio Aumente EUROPA PRESS

En una rueda de prensa, el también teniente de alcalde de Presidencia se ha mostrado "bastante contento de cómo ha transcurrido todo en seguridad y movilidad", después de que éste es el segundo año de la carrera oficial en el citado entorno y "se han corregido algunas cuestiones, pero otras al estar en un ámbito muy restrictivo en cuanto a los espacios tienen sus problemas", aunque "se intenta poner remedio", ha subrayado.

En este sentido, ha resaltado que las medidas aprobadas tras el plan de tráfico y seguridad han sido "positivas", dado que "se garantiza que todas las personas no corran riesgo", a lo que ha añadido que los itinerarios peatonales para acceder al casco y la carrera oficial han estado "libres", después de que "el año pasado no lo estuvieron".

Asimismo, ha comentado que en el Puente Romano el año pasado hubo "unos problemas al cerrarse con paso de semáforos", si bien "este año se ha dejado totalmente libre" y se han adoptado algunas medidas como vallas, al tiempo que ha apuntado que "40.000 o 50.000 personas son las que se mueven todos los días y hay que adoptar medidas".

Igualmente, ha señalado al vallado elástico que se ha situado en la Calle San Fernando como "elemento de seguridad" ante "la acumulación de personas", de manera que "es un elemento muy bueno, porque permite estar totalmente despejado y no ser agresivo ante las personas que intentan acercarse más a los pasos de las cofradías", ha dicho.

También, ha recordado que se mantenía el nivel 4 de alerta antiterrorista, "con medidas que hay que sumar a las normales"; el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral ha tenido "un aumento importante" de personas después de "los huecos del año pasado"; el cruce de las calles Magistral González Francés con Corregidor Luis de la Cerda ha tenido "menos problemas que el año pasado" tras acortar la carrera oficial.

De igual modo, ha asegurado que "el plan de tráfico ha funcionado bastante bien", aunque "se producen molestias a los ciudadanos que viven en el ámbito de la carrera oficial y en el casco" y a quienes les ha pedido "disculpas" y ha agradecido "la paciencia", a la vez que a labor de los empleados municipales, el personal de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, Cruz Roja, Protección Civil, Policía Nacional y Guardia Civil. Un colectivo de "unas 500 o 600 personas".

En definitiva, Aumente ha elogiado que "no ha habido ningún tipo de accidente", a lo que ha agregado que "siempre se aceptarán las criticas que pueden llegar de algún aspecto puntual que no ha funcionado bien o no ha cubierto sus expectativas". Además, espera que "con algunas modificaciones al año que viene se puedan corregir y que siempre sea mejor la Semana Santa" en una carrera oficial que "es única".

"CORREGIR LOS ERRORES"

Entretanto, el edil de Seguridad Ciudadana ha pedido "remar todos en plan positivo corrigiendo los errores para que se mejore". Así, sobre las críticas de Pedro García ha dicho que "él siempre ha estado en contra", porque "el año pasado habló de que había un problema de seguridad y como no hubo, cambió el 'chip'".

"Este año ha cambiado el 'chip' y ahora el problema no se sabe si es de patrimonio o de élites que van a la Semana Santa", ha añadido. Ante ello, considera que "siempre va a estar en contra de eso y lo ha manifestado", algo que Aumente ha dicho que respeta, pero no lo comparte.

Asimismo, ha declarado que a él las críticas no le afectan "en absoluto", a la vez que ha remarcado que su responsabilidad es "la seguridad", por lo que "cuando sale bien" se encuentra "feliz", porque "son muchas horas las dedicadas", y cree que "por respeto al trabajo que desarrolla mucha gente había que tener más cuidado en las declaraciones".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.