Según ha dicho, "el valor fundamental de una sociedad es la convivencia y creo que los ataques a los partidos políticos, a entidades o a personas siempre tienen que referenciarse en un ambiente hostil a la democracia".

Puig se ha manifestado así ante los medios tras mantener una reunión con la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, al ser preguntado al respecto.

El jefe del Consell considera que se está pasando por una situación "difícil" en Cataluña y que deben arbitrarse fórmulas "para combinar la justicia y el diálogo y, desde luego, atacar a un partido no es una fórmula de diálogo razonable".

Por tanto, -ha dicho- "no queremos contribuir a la crispación de la sociedad, sino a la solución de la fractura enorme que se ha producido por responsabilidades fundamentalmente de los independentistas, pero también por una inacción del Gobierno de España".

Por su parte, la alcaldesa de Castellón, Amaparo Marco, ha condenado las pintadas aparecidas en la sede del PSPV y también, en los últimos días, en las sedes de PP y Ciudadanos, así como en la cruz del Parque Ribalta, y ha indicado que, en un estado democrático, "la palabra y el diálogo deben estar por encima de todo, y estas pintadas atacando a partidos o sedes de partidos que son demócratas no llevan a ninguna parte".

"No podemos poner un policía detrás de cada persona que hace esto", ha afirmado Marco, quien ha señalado que estos actos "no facilitan la convivencia ciudadana y lo que tenemos que hacer es no generar más fuego, sino tener cabeza todos y tranquilidad, pues con la palabra y diálogo llegaremos a buen puerto todos".

Consulta aquí más noticias de Castellón.