Carles Campuzano en el Congreso.
Carles Campuzano en el Congreso. EUROPA PRESS

Los independentistas catalanes restaron este martes valor a la decisión de la Fiscalía alemana de solicitar la tramitación de la extradición a España del expresident Carles Puigdemont por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos y confiaron en que el juez, finalmente, se oponga a la petición del juez Pablo Llarena.

En declaraciones en el Congreso, el diputado del PDeCAT Carles Campuzano aseguró que era "previsible" que el Ministerio Público alemán adoptase esta decisión. "La Fiscalía era previsible que tomase esa decisión, lo relevante va a ser la posición que mantengan los jueces", comentó. En esa misma línea, Joan Tardà (ERC) dijo que la noticia conocida este martes "forma parte de lo lógico".

Campuzano, además, insistió en que "entre los hechos y la construcción del juez Llarena hay un enorme abismo" y, en concreto, rechazó que se haya dado en Cataluña la violencia necesaria para que se pueda decidir que ha existido un delito de rebelión. "Creemos que hay argumentos penales que deben permitir que en Alemania (...) esa extradición pueda ser rechazada", apuntó.

Tardà, por su parte, recalcó que ahora lo importante es lo que decida la justicia alemana, por la acción de la Fiscalía "entraba dentro de lo previsto". Ambos portavoces coincidieron además en subrayar que el proceso puede ser largo. El diputado de ERC habló de "dos a tres meses", y el del PDeCAT también pronosticó un "recorrido largo" que puede durar meses y puede incluir recursos por parte de Puigdemont.