A su juicio, los datos esconden "la cara más dramática" del mercado laboral en Castilla y León, ya que "nueve de cada diez contratos firmados siguen siendo temporales y el 97 por ciento se los ha llevado el sector servicios, principalmente para cubrir la Semana Santa".

"Es decir, la precariedad y la dependencia del sector servicios definen el sello de identidad de la política de empleo de la Junta de Castilla y León y del Partido Popular", ha remarcado en declaraciones recogidas por Europa Press.

Además, sostiene que si se tiene en cuenta la tendencia que muestran las encuestas de Población Activa, se comprueba cómo Castilla y León "sigue perdiendo activos laborales". "Ése es el verdadero drama al que no sabe dar respuesta el gobierno del Partido Popular en la Comunidad. Cada vez somos menos porque hay menos oportunidades", ha apuntado.

Álvarez también ha recordado que en Castilla y León "más de la mitad de los 160.047 parados, el 52 por ciento, no recibe ningún tipo de prestación y la pobreza laboral sigue incrementándose por el estancamiento de los salarios y la prohibición de la negociación colectiva fijadas en la reforma laboral del PP".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.