Verónica Sánchez «No me siento un ídolo de adolescentes»
. Foto
¿Cómo fue su primera vez?

Fue con mi mejor amigo, teníamos mucha confianza. Fue estupendo, no traumático como en la peli.

Su personaje rompe tabúes, ¿y usted al interpretarlo? Hay imágenes explícitas...

He roto el tabú de cantar. Me da tanto respeto que no lo hago ni en casa sola...

Dice: «Aún tenemos que luchar por libertades» ¿Cuáles?

Porque no te discriminen por tu aspecto ni por ser inmigrante, ni te echen del trabajo por estar embarazada, ni sigan muriendo mujeres a manos de sus parejas...

¿Revolucionaria?

Contra los autoritarismos. Empecé manifestándome contra la guerra del golfo y la insumisión, cuando estaba penada, y seguí con la guerra de Irak. Es algo que no deberíamos dejar de hacer.

¿Hija de liberales?

Ellos querían aprender de mi hermana y de mí, al mismo tiempo que nosotras de ellos. Y estoy feliz, porque eso es signo de inteligencia.

¿Seguirá su ejemplo?

Espero no cambiar la visión.

Dice que no se casará por la Iglesia. ¿Es atea?

Sí, no me identifico con una Iglesia castrante y manipuladora, con todos mis respetos. Creo en el uso del preservativo, en las bodas de los homosexuales...; y no creo que la Iglesia deba condicionar decisiones políticas.

Si le pregunto por Fran Perea...

Llevo dos años con dolor de boca por decir que no hablen de mi vida. Si además de mi trabajo, que quiero que sea serio, mi vida se somete al juicio de todos... ¿qué me queda? Hay que guardarse algo para tener los pies en el suelo.

Es ídolo de adolescentes...

Aunque muchas revistas lo pretendan, no me siento así.

¿Y sexy? Está en los rankings...

Me resultan muy extraños, nunca se giraban las cabezas por la calle para mirarme. La tele lo magnifica todo.

¿Cómo se la conquista?

Con el sentido del humor.

«Este es mi año de suerte»

Los Serrano (Tele 5) quiere seguir con ella la próxima temporada, y el cine la reclama. Verónica está de suerte: «Es mi año». El viernes estrena El calentito; en noviembre, Camarón; y a finales de año, Los dos lados de la cama. Ahora tiene tres guiones esperando, pero dice que se marca metas pequeñas «para no frustrarme, como el inglés». Se inspira en «cualquier cosa», vive en Madrid. De Sevilla echa de menos «mi casa y los recuerdos».

Bio

Nació en Sevilla hace 28 años. Niña rebelde y estudiosa, es una de las actrices favoritas de los chavales. Se considera reina del salmorejo