La Guardia Civil baraja, entre otras hipótesis, una posible pelea entre hermanos como origen del crimen, según las mismas fuentes, que señalan que el sospechoso, que ha prestado declaración este jueves por la mañana en dependencias policiales acompañado por su letrado, mantiene su inocencia.

El detenido fue quien dio la voz de alarma tras encontrar presuntamente los cadáveres de su hermano de 26 años y de su madre de 56 años, y prestó declaración en el cuartel de la Guardia Civil en Las Torres de Cotillas, en cuyos calabozos quedó detenido como principal sospechoso.

Según fuentes próximas, la mujer y su hijo murieron de forma violenta, al parecer por los golpes de un objeto contundente.

Los hechos ocurrieron pasadas las 6.50 horas, cuando el hermano e hijo de las víctimas se desplazó hasta el cuartel de la Benemérita de la localidad, "muy alterado", alertando del hallazgo de los cuerpos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.