Ocurrió pasadas las 20,00 horas del jueves, cuando un vecino de la zona encontró el cuerpo flotando en el agua y llamó de inmediato al 112 para pedir medios que ayudaran a su rescate.

De este modo, el 112 avisó a los miembros del GES de Ribadavia, así como a los efectivos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de O Carballiño, que se encargaron del rescate del cadáver.

Los bomberos indicaron que la corriente y la cercanía del cuerpo al margen del río facilitó el rescate, para lo cual, finalmente, no fue necesario emplear medios acuáticos.

Además, el personal del 112 puso los hechos en conocimiento de los agentes de la Guardia Civil, que tratarán de conocer las circunstancias que rodearon este suceso.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.