La magistrada en funciones de guardia de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) ha ordenado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el dueño del bar situado en la zona del Cuadrilátero que fue denunciado por presuntos delitos de acoso y/o abuso sexual por parte de una varias chicas jóvenes.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha explicado que entre las denunciantes hay menores de edad, por lo que la autoridad judicial mantiene la máxima cautela para proteger las identidades y derechos de las presuntas víctimas.

El empresario, de 31 años y militar de profesión, fue detenido el pasado lunes después de que la Policía Nacional abriera una investigación a raíz de que varias jóvenes afirmaron haber sido objeto de acoso sexual o trato denigrante por su parte.

De hecho, la magistrada tomó declaración este miércoles a las denunciantes y los posibles testigos de los hechos, un total de quince personas, haciendo lo propio este jueves con el dueño de pub.

Además, la Jefatura Superior de Policía de Canarias ha señalado en un comunicado que entre las supuestas víctimas hay una menor de quince años, que fue la primera joven en denunciar y que habría sido agredida sexualmente.

LAS VÍCTIMAS CONTACTABAN POR CUESTIONES LABORALES

Según los testimonios recogidos por los agentes, el hombre aprovechaba ser quien regentaba el bar de copas en esta conocida zona de La Laguna para cometer los hechos denunciados.

Las víctimas contactaban con él por cuestiones laborales, momento que el acusado intentaba hacer valer su status de propietario del establecimiento para realizar insinuaciones y proposiciones deshonestas a las candidatas al trabajo que ofertaba.

En otras ocasiones simplemente invitaba a unas copas a las clientas, consiguiendo tener relaciones sexuales sin obtener la voluntad u oposición de las víctimas, ignorando éstas por qué.

LOS HECHOS SE REMONTAN A 2014 AUNQUE LA PRIMERA DENUNCIA FUE EL 19 DE MARZO

Por su parte, la Policía ha añadido que los hechos de los que se tiene conocimiento se remontan a finales del año 2014, aunque la primera denuncia se ha producido el día 19 del presente

mes de marzo de 2018.

El detenido, investigado desde el 19 de marzo, ha presentado denuncia por lo que considera acusaciones infundadas hacia su persona y negocio a través de las redes sociales.