Según ha informado el SEPA en nota de prensa, se han establecido once zonas de búsqueda en un radio de unos tres kilómetros en torno a la vivienda del desaparecido. Se han creado equipos mixtos para que los grupos de personas que voluntariamente participan en el rastreo vayan siempre acompañados por, al menos, un profesional.

Además de las once zonas de rastreo por tierra, está previsto revisar todo el cauce del río con una lancha neumática desde Puente Nuevo hasta la playa de San Antolín. De nuevo uno de los helicópteros del SEPA, hoy el medicalizado con el Grupo de Rescate a bordo, será el encargado del rastreo aéreo.

El SEPA ha trasladado a la localidad de Allende el vehículo de Puesto de Mando Avanzado (PMA) desde donde se coordinará todo el dispositivo que hoy reúne a casi 80 personas entre bomberos del SEPA, Guardia Civil y GREIM, voluntarios de diversas agrupaciones de Protección Civil y vecinos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.