La detención se produjo cuando agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Cáceres, que realizaban una inspección en del marco en la lucha contra la Trata de Seres Humanos en un conocido local de alterne de la localidad cacereña de Coria, se percataron de cómo uno de los clientes, tras entregar su documentación, huyó del lugar en su vehículo particular, seguido inmediatamente por dos componentes del dispositivo.

Tras más de tres kilómetros de huida por caminos rurales próximos al margen del río Alagón, en los que hizo caso omiso a las indicaciones acústicas y luminosas del vehículo policial, se vio obligado a detenerse e intentó reanudar la huida a pie sin éxito.

En ese momento, los agentes le detuvieron por un presunto delito de resistencia y desobediencia, contra la seguridad del tráfico y por las numerosas requisitorias judiciales que le figuraban, todas ellas por delitos relativos a estafas cometidas en las localidades de Salamanca, León y Valladolid.

El detenido, varón de 62 años de edad, quien cuanta con numerosos antecedentes policiales por el mismo hecho delictivo, fue trasladado hasta dependencias policiales para la tramitación del pertinente atestado, para posteriormente pasar a disposición de la autoridad Judicial.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.