Representación de 'Il corsaro' en el Palau de les Arts
Representación de 'Il corsaro' en el Palau de les Arts © MIKEL PONCE /© MIGUEL LORENZO

Así, la mejor arma de este corsario del mar Egeo que zarpa en misión secreta para atacar a los turcos es el elenco vocal. Los cantantes arrancaron durante toda la representación los aplausos y bravos del público que llenó la Sala Principal del coliseo, especialmente Fabiano, quien ofreció una contundente actuación que el respetable supo agradecer.

Muy aplaudida también la soprano Oksana Dyka, en el papel de Gulnara, la favorita del harén, y encandiló Kristina Mkhitaryan, como Medora, que puso un papel de menor duración al nivel de un protagonista con una bella interpretación.

El resto del reparto -integrado por el barítono Vito Priante, el bajo Evgeny Stavinsky y los tenores del Cor de la Generalitat Valenciana Ignacio Giner, Antonio Gómez y Jesús Rita- también recibieron el calor de los aficionados, al igual que el Cor de la Generalitat y la Orquestra de la Comunitat Valenciana en esta ocasión dirigida por Fabio Biondi.La formación sonó muy grande en un foso elevado -tal como Verdi lo pensó- con el fin de mejorar la relación fónica de la orquesta con los cantantes y permite a los músicos entrar en el espectáculo, según los responsables de la producción.

ABUCHEOS A LA ESCENA

Peor suerte corrió la dirección de escena y la escenografía y vestuario, a cargo de Nicola Raab y George Souglides, respectivamente, que no gustaron a gran parte del público, que abucheó cuando salieron a saludar.

La idea de la regista alemana de imaginar la historia de Corrado en un espacio interior de su mente que reconvierte en el propio Lord Byron a través de proyecciones, láminas semitransparentes y algunas evocaciones a paisajes exóticos en forma de cuadros no logró implicar en la historia a todo el patio de butacas.

'Il corsaro' narra la historia de Corrado, corsario del mar Egeo, que zarpa en misión secreta para atacar a los turcos, dejando a su amada Medora con los peores presentimientos. Ya en la ciudad de Corone, los corsarios logran sorprender a los turcos quemando sus naves y asaltando el harén del pachá Seid, en el que Corrado salva a Gulnara, la esclava favorita, de morir entre las llamas. Sin embargo, la rápida reacción de los turcos les permite devolver el golpe y apresar a los invasores, condenando a Corrado a muerte.

No obstante, Gulnara consuma su venganza, liberando a los corsarios y poniendo fin a la vida de Seid. Ya en la isla corsaria, las funestas premoniciones de Medora le llevan a envenenarse. A su llegada, Corrado apenas tiene tiempo de despedirse de ella y, desesperado, se arroja al mar. Gulnara cae a tierra destrozada.

El Palau de les Arts Reina Sofía ofrecerá nuevas funciones de este espectáculo los próximas días 1, 8, 5 y 10 de abril. Asimismo, brindará en 'streaming' la representación del 8 de abril a través de www.OperaVision.eu gracias a la colaboración de la Agencia Valenciana del Turismo y del canal de televisión especializado en música Mezzo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.