El ministro de Unificación de Corea del Sur, Cho Myoung-gyon (d), y el delegado jefe de Corea del Norte, Ri Son-gwon (i).
El ministro de Unificación de Corea del Sur, Cho Myoung-gyon (d), y el delegado jefe de Corea del Norte, Ri Son-gwon (i). EFE

Las dos Coreas acordaron hoy, durante una reunión de alto nivel en la frontera, que la cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se celebrará el próximo 27 de abril, según adelantó la agencia Yonhap.

Tal y como se había preacordado, la cumbre entre Kim y Moon se desarrollará en Peace House, un pabellón del lado sur de la Zona de Seguridad Conjunta, único punto de la militarizada frontera entre los dos vecinos en el que soldados norcoreanos y surcoreanos se ven las caras.

La del 27 de abril será la tercera cumbre intercoreana después de la dos celebradas en Pyongyang en 2000 y 2007 entre el entonces líder del Norte, Kim Jong-il, y los mandatarios sureños Kim Dae-jung y Roh Moo-hyun.

Representantes de los dos países volverán a reunirse el 4 de abril para seguir concretando detalles sobre la que será la primera cumbre intercoreana en 11 años, y que precederá a la que Kim mantendrá en mayo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Abordar la desnuclearización

Seúl y Pyongyang mantuvieron este jueves una reunión para concretar los detalles de la histórica cumbre de abril, en la que se abordará la posible desnuclearización de Corea del Norte.

Representantes de ambos países, técnicamente aún en guerra, iniciaron la reunión de alto nivel en torno a las 10.00 hora local surcoreana (01.00 GMT) en un edificio de la franja norte de la zona desmilitarizada.

El ministro Cho Myoung-gyon, que lidera la delegación sureña, dijo poco antes de iniciar la cita que confiaba en que pudiera cerrarse la fecha del histórico encuentro, como finalmente ha sucedido.

En cuanto a las materias a abordar, Cho añadió: "El tema de la desnuclearización (de Corea del Norte) ha sido hasta ahora el más importante en cuanto a la agenda. Ese es el tema en el que nos vamos a centrar para debatir".

Por su parte, la delegación norcoreana, que consta también de tres miembros, estaba encabezada por Ri Song-won, máximo responsable del órgano que se encarga de gestionar en el Norte las relaciones intercoreanas.

Deshielo diplomático

El deshielo entre las dos Coreas se inició principios de año en el marco de los JJOO de Invierno de PyeongChang. Los intercambios han permitido convocar el primer encuentro intercoreano de líderes en 11 años y la primera reunión de la historia entre los máximos mandatarios de EEUU y Corea del Norte.

Las dos cumbres han desatado a su vez una frenética actividad diplomática que ha puesto un punto y aparte en el aislamiento del régimen y alcanzó esta semana su máxima expresión con el viaje sorpresa de Kim Jong-un a Pekín para reunirse por primera vez con el presidente chino, Xi Jingping.

El encuentro iba aparentemente destinado a mejorar lazos tras una fase de alejamiento entre estos dos aliados tradicionales y para intercambiar posturas de cara a las dos citas históricas de abril y mayo.

Sobre la próxima reunión del líder norcoreano con Trump, la Casa Blanca afirmó este miércoles que el presidente estadounidense quiere que ese encuentro se produzca lo antes posible y subrayó que esa reunión tiene una "importancia global".